Asamblea Legislativa busca quien le sirva comida "gourmet"

Piden crepas y sandwich gourmet y frutas de buena calidad para desayuno, almuerzo y cena

Los ciudadanos financian la alimentación de los diputados en las reuniones de comisión, en las plenarias y eventos especiales.

Almuerzos o sándwich gourmet, crepas saladas, sopas o cremas y postre. Estos son algunos de los alimentos que se está pidiendo para los legisladores como parte del ejercicio de sus funciones a lo largo de este año. Esos gustos culinarios se desvelan en las bases de licitación para el contrato denominado "Servicios de alimentos preparados" aprobada por la Junta Directiva de la Asamblea el pasado 23 de enero y los costeará con dinero que aportan los salvadoreños con sus impuestos.

En el documento, en el que se invita a los interesados en participar, se incluye el detalle de los platillos que ellos estiman adecuados para alimentar a los 84 diputados que suelen comer en algunas reuniones de comisión y cada vez que hay sesión plenaria, es decir, cada semana.

Se establece un cuadro con ocho distintos requerimientos tanto para desayuno como para almuerzo y cena, además de refrigerio para ocasiones eventuales y bocadillos para los eventos especiales.

Para desayunos no se establecen requerimientos específicos, sino que le pide a la empresa ofertante que plantee "diferentes opciones".

Nada más exige que los desayunos vayan acompañados de bebidas como jugos naturales, leche, chocolate, café o soda.

Para el almuerzo solicita que haya de tres tipos: ligeros, completos y gourmet. Todos deben ir acompañados de jugos o sodas en lata.

Los almuerzos ligeros pueden estar constituidos, según reza la base de licitación, por las siguientes comidas: sándwich gourmet, pepitos, steak sándwich, chapatas, torta mexicana, hamburguesas, pasteles salados, crepas saladas, entre otros.

Este tipo de almuerzo deberá incluir una guarnición (por ejemplo ensalada) y postre.

Para el almuerzo completo, la junta directiva del Congreso solicita que incluya entrada, plato fuerte "con dos guarniciones como mínimo" y sin que falte el postre.

El almuerzo gourmet debe incluir sopas o cremas, entrada fría, plato fuerte con dos guarniciones como mínimo, postre, pan o tortilla.

De igual manera piden dos tipos de cenas: ligeras y completas que deben incluir los mismos ingredientes que los almuerzos.

Los mariscos, el pollo, el pescado y las carnes que sirvan deben tener un peso neto mínimo de 8 onzas sin que incluya el peso de salsas u otro ingrediente que lo acompañe.

Para el refrigerio a servir en las reuniones eventuales para cada persona, la Asamblea requiere una porción salada, una porción dulce, además de sodas, jugos en lata, café y té.

¿Cuánto costará a los ciudadanos este servicio de alimentación para los llamados "representantes del pueblo"?

Obviamente, ese monto no se revela en una base de licitación, por lo que se establece que la adjudicación se hará de acuerdo con el monto de la disponibilidad presupuestaria asignada a este servicio.

Pero en la sección III de ese documento referida a la adjudicación, se aclara que el contrato será adjudicado a quien reúna los requisitos legales, financieros y técnicos, pero les avisa que el precio no importa, sino lo que más convenga a la institución.

"No se adjudicará (el contrato) necesariamente a la de menor precio, sino a aquella oferta que más convenga a los bien entendidos intereses de la institución", dice el documento.

El presupuesto de la Asamblea aprobado para el ejercicio 2013 asciende a $57.8 millones. De estos se ha proyectado un gasto de $46,184,370 para consumo o gestión operativa.

El año pasado, la Asamblea proyectó más de $263,000 en "insumos alimenticios para personas".

En 2011 la Asamblea destinó más de $190,000 para alimentos, pero en total para gastos de alimentación y hoteles proyectó más de $425,000, una cantidad que el mismo presidente del Congreso, Sigfrido Reyes, justificó de ser una cantidad "razonable".

Otros requerimientos

Las bases incluyen otros servicios como el de alquiler de toldos y tarimas de diferentes tamaños; sillas vestidas y sin vestir, mesas y mantelería, incluyendo una de lujo. Esto se entiende que es para los eventos especiales que celebre la Asamblea Legislativa.

También le piden al interesado en concursar que los alimentos y bebidas sean servidos en vajilla, vasos de vidrio, cubiertos de acero inoxidable y servilletas de tela.

Y hay una petición subrayada: "No se aceptará que los alimentos sean servidos en utensilios descartables".

Dentro de las obligaciones del ofertante están: servir una alimentación nutritiva, olor, sabor, consistencia y temperatura correcta, además de que cumpla con las normas higiénicas.

También piden servir, preferentemente vegetales al vapor u otros tipos de ensaladas cocidas o frescas, pero además exigen que las frutas sean de temporada, "de fácil manipulación y buena calidad".

La idea dicen las bases, es "contratar al menos dos empresas que brinden el servicio de alimentos preparados" y abre el concurso a todas aquellas "personas naturales conforme al derecho común" y para las "personas jurídicas legalmente constituidas, con facultades para proporcionar el servicio requerido".

El servicio será brindado en las instalaciones de la Asamblea Legislativa o "donde el administrador del contrato estime conveniente".

Dice que el prestador del servicio deberá cumplir "los horarios de distribución que se establecerán coordinadamente con el administrador del contrato".

Pero entre los términos de referencia de la licitación también se deja establecido que el presidente de la Asamblea Legislativa podrá hacer uso del servicio de alimentos preparados "en el momento que institucionalmente lo requiera" y únicamente cuando él lo solicite o lo haga el director de Protocolo y Relaciones Públicas de la Asamblea.

Entre las exigencias de la Asamblea está que los ofertantes reúnan el siguiente requisito: que tengan instalaciones adecuadas para la preparación de los alimentos, lo que implica que haya un control efectivo de roedores, insectos, entre otros vectores de enfermedades.

La adjudicación de este contrato se deberá hacer 60 días calendario después de la fecha de apertura de ofertas.

Estas deben ser presentadas a más tardar este 11 de febrero, según consta en las bases.