resumen noticias

"Albanisa le sirvió a Ortega para conquistar el poder absoluto"

Eduardo Enríquez dice Alba tiene muchos negocios en Nicaragua

Edmee Velásquez politica@eldiariodehoy.com Martes, 5 de Febrero de 2013

Eduardo Enríquez es un periodista y editor jefe de La Prensa de Nicaragua que cuestiona duramente cómo la llegada al poder de Daniel Ortega destruyó la democracia en su país.

A través de su libro "La muerte de una República", enumera cada uno de los pasos que Ortega, usando proyectos del Alba, lo están perpetrando en el poder.

¿Los pasos que siguió Ortega en Nicaragua son los mismos que se siguen en El Salvador? ¿Ve alguna similitud?

Para mí es difícil juzgar lo que pasa en El Salvador, estoy aquí de visita, sería mucho atrevimiento juzgarlo.

Pero lo que sí puedo decir es que el sistema de Daniel Ortega, con diferentes matices, es el mismo que se implementa en diferentes países donde hay regímenes del Alba. Es lo mismo que se usa en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia.

Con algunos matices porque en el caso de Ortega es una tiranía o régimen familiar, lo cual no se repite.

¿Qué opina sobre el desarrollo que ha tenido Alba?

Albanisa, que es la empresa petrolera que rige el acuerdo en Nicaragua, ha servido para darle a Daniel Ortega la capacidad económica para conquistar el poder absoluto en el país. Le ha servido para comprar voluntades, para enriquecerse personalmente y como familia, y le ha servido para establecer programas asistenciales que no sacan de la pobreza a nadie pero que al pueblo nicaragüense, que está tan empobrecido, simplemente se le da un bálsamo y esto confunde a mucha gente.

Esto ha permitido a Ortega manipularlos y mantenerlos calmados (a los ciudadanos) mientras él establece un régimen absolutista en Nicaragua.

¿Cuáles son las características que se detectan en el escenario nicaragüense cuando Alba empezó a ramificarse en diferentes áreas económicas y que puede servir para detectar si pasa lo mismo en otros países?

Lo primero que empezamos a ver fue el uso de Ortega de las instituciones del país y de las leyes para instalar a Albanisa en Nicaragua y que empiece a funcionar el sistema Alba.

Es aquel sistema en el cual ellos importan el 100 % del petróleo, pagan solo el 50 %, nos lo venden en el 100 % a precio de mercado y así ellos empiezan a obtener la gran cantidad de dinero. Eso lo empezamos a ver porque ellos empezaron a entrar a una serie de ramos de la economía que hubiera sido imposible si no dispusieran de estos $500 millones al año, fuera de presupuesto.

Los vemos trabajando en exportación de alimentos, en compra de hoteles, de canales de televisión, cadenas de gasolineras, generación de energía, que es algo muy importante en Nicaragua, en fin, entran en todo tipo de negocios donde pueden tener el control y pueden sacar ganancias aún más fabulosas.

¿Y al hacerse del control de la generación de energía, si fuera el caso que saliera del poder, Ortega podría amarrar a otros gobiernos?

Ese es el grave problema, él controla toda la importación de petróleo, su distribución a las gasolineras y a las empresas que generan energía y ahora es un secreto a voces que Albanisa que está tras la compra de la distribuidora energética, que en este momento es propiedad de Gas Natural, empresa española.

Si se completa ese círculo, la verdad es que cualquier gobierno sería rehén de Albanisa. Y bueno, se habla de otra empresa que solo estaría poniendo su nombre.