resumen noticias

Dr. Raúl Lara

"No podemos seguir con una actitud pasiva ante esta enfermedad"

De acuerdo con el médico oncólogo radioterapeuta, hace falta un programa nacional de cáncer para prevenir, educar y tratar a las personas con la enfermedad, la segunda causa de muerte en el país

Lunes, 4 de Febrero de 2013

n El Salvador, el 75 por ciento de los casos de cáncer no tiene oportunidad de curarse porque no hay un acceso oportuno a los tratamientos, según el doctor Raúl Lara, por eso llama a las autoridades y a la sociedad a trabajar en esta área.

¿Cuál es la situación del cáncer en El Salvador?

Es la segunda causa de muerte en El Salvador y muy pronto, en cinco u ocho años será la primera. Tenemos 15 mil casos nuevos de cáncer cada año en nuestro país; eso quiere decir que tenemos 40 casos nuevos cada día. Siendo la segunda causa de muerte, la tragedia es que no se hace casi nada desde el punto de vista de salud pública, excepto alguna campaña sobre el cáncer de mama y cuello de útero. Más de las dos terceras partes, el 75 por ciento, de los casos no tienen posibilidades de curación porque no tienen acceso oportuno al tratamiento...

¿Cuáles son los principales problemas que se enfrenta? ¿Diagnóstico tardío, acceso a los tratamientos, falta de prevención...?

Todos. No hay nada que se esté haciendo efectivamente en el país, no existe un programa de educación, de prevención, de diagnóstico temprano, no hay adecuados servicios hospitalarios, no digamos en las unidades de salud. No hay absolutamente ningún tipo de esfuerzo que yo pueda mencionar como tal. Existen apenas dos instituciones en las cuales el sistema de salud pública deriva todos los casos de cáncer que le llegan, que son mucho menos de las dos terceras partes del cáncer que aparecen en el país.

¿Por qué cree que no se le ha prestado la atención que se merece la enfermedad?

He estado presionando y haciéndole ver a los últimos cinco ministros de Salud este problema. Todos ellos me han dicho lo mismo: no hay plata; como si eso fuera una excusa. Hay fondos, están ahí, hay instituciones que pueden ayudar, estamos sobre todos los salvadoreños, de los que hasta hoy no he escuchado voces. Las asociaciones de pacientes cancerosos claman por sus medicamentos y por una atención mejor, pero no han exigido hasta el momento y esa es mi misión, despertar esa conciencia para que exijan eso a lo que tienen derecho. La excusa de que no hay dinero no es excusa.

Una política ¿cómo cambiaría la situación?

Si usted tiene una política en la que hay prevención y detección temprana ya está atacado el problema desde su raíz. Si educamos bien al público y prevenimos el cáncer tendríamos una disminución de los casos y lo que es más importante aquellos que diagnosticaríamos a tiempo podríamos curarlos. Vea si no tiene un impacto real, un impacto fuerte y casi de inmediato. No hacen faltan grandes sumas, sino un programa nacional, alguien que dé esa lucha, que tome en sus manos este desafío y que comience por esa educación, por esa prevención, por ese diagnóstico temprano y que dote a los hospitales y a los centros de salud del mínimo para poder trabajar con estos pacientes.

¿Qué porcentaje se detecta tarde?

No tenemos datos, no tenemos registros. Es una realidad lamentable y paradójica que siendo el cáncer la segunda causa de muerte no tiene ningún lugar claro dentro del presupuesto de Salud. No conozco ningún rubro donde esté asignado para el cáncer una cantidad determinada; entiendo que eso va en algún tipo de atención... El cáncer no respeta edad, sexo, religión, absolutamente nada y no tenemos ninguna posibilidad de poder enfrentar esta enfermedad ni siquiera una mínima posibilidad de éxito.

Si la situación continúa así, ¿qué pasará en unos cinco o diez años?

Lo que está pasando: la gente se irá muriendo sin tener ninguna posibilidad, las familias seguirán siendo mutiladas al morir tantas mujeres, no solo por el cáncer de cuello de la matriz, que es el primero para la vergüenza de los médicos y del sistema nacional de salud, sino también por el de mama. Es una enfermedad que hace estragos a todos los niveles para la cual no existe un programa nacional.

¿Usted va a presentar alguna propuesta ante el Ministerio de Salud?

Voy a hacer una campaña de divulgación de educación, de prevención y sobre todo para que haga conciencia a nivel de gobierno, de políticos... Pienso ir al ministerio, a la Secretaría Técnica de la Presidencia...

¿Cuál es su mensaje para las autoridades?

Es hacerles ver que no podemos seguir con una actitud pasiva ante esta enfermedad que causa semejantes destrozos. Mi mensaje es decirle a las autoridades: "Tomemos este problema como lo han hecho otros países". Una tercera parte del cáncer la podemos prevenir, la mitad de los pacientes los podemos curar si son diagnosticados tempranamente. El gobierno tendría gastos 10 veces menores si enfrentara esta enfermedad en sus inicios.