Escuela Nicaragua necesita más aulas

La institución ha recuperado matrícula en los primeros grados, pero aún no cierra el proceso para aumentar la cifra de alumnos por la tarde

La matrícula en parvularia se incrementó al punto de que los salones se ven saturados. Foto EDH / Marvin Recinos

Este año los profesores del Centro Escolar República de Nicaragua, ubicado en Quezaltepeque, La Libertad, están viéndoselas a palitos porque la cifra de aulas y recursos pedagógicos que tienen disponibles para dar el servicio educativo está por debajo de la cantidad de alumnos inscritos.

Este año les ocurrió lo contrario a 2012, cuando se vieron obligados a fusionar dos secciones de segundo grado por baja en la matrícula. Actualmente iniciaron con 1,344 alumnos, mientras el año anterior terminaron con 1,280.

Informaron que por la mañana tienen 190 alumnos más que por la tarde, turno para el cual sigue abierta la matrícula. "El año pasado nos vimos en la necesidad de cerrar un segundo grado, pero este año al contrario hemos tenido aumento de matrícula. Hay dos secciones de Parvularia que no caben y están en un rinconcito", explicó el profesor Geovani García, director del Centro Escolar República de Nicaragua.

García atribuye esta mejoría a los esfuerzos que han hecho desde fines del año anterior y principios de este para motivar a la población a enviar a sus hijos a esa escuela pública.

En una sección tienen 34 infantes, en otra 28 y una más de 26.

"La demanda es grande, pero ya no podemos recibir más niños porque el aula es sumamente pequeña", agregó tras comentar que también enfrentan la falta de un docente para atender una sección de primer grado.

Para cubrir esa aula se han visto obligados a recurrir al subdirector cuya función original es la de velar por que haya disciplina entre la población estudiantil.

Además de la necesidad de aulas y un profesor la institución también requiere la construcción de un espacio adecuado para instalar la biblioteca. El salón donde funciona ha sido divido, para atender allí a una de las tres secciones de Parvularia que no tiene salón.

La institución, al igual que otras del país, no deja los esfuerzos por lograr que la población aproveche el servicio vespertino. En el turno de la tarde las secciones tienen un promedio de 28 a 35 alumnos, mientras por la mañana la cifra está entre 35 y 46.

Entre las necesidades que tiene la institución están la de mobiliario escolar. Estiman que requieren unos 30 pupitres.

El director, los docentes y el resto de la comunidad educativa sueñan con que el Ministerio de Educación (Mined) mejore las instalaciones del Centro de Recursos de Aprendizaje (CRA) porque le falta el cielo falso y equipo.

Otra de las cosas que necesitan mejorar es la cocina y la cancha de baloncesto, cuya red y tableros están dañados.

Disponer de un espacio adecuado para cocinar y una bodega son otros de los retos, por eso esperan con ansias que Educación desarrolle allí un proyecto de infraestructura.

"Ingenieros de la empresa han venido a inspeccionar, pero no hemos tenido la visita de los responsables de infraestructura del ministerio. En este momento estoy viendo si hablo con el Ministerio de Educación a nivel central para ver cómo está la situación, porque de los fondos que nos da sólo alcanza para cancelar el salario del personal administrativo", dijo García el jueves anterior.

En la práctica muy poco les queda para invertir en la compra de material deportivo, mobiliario, equipo, aderezos.

"Material didáctico (textos) para los maestros no podemos comprar", argumentó el educador, quien este lunes recibió una llamada del Mined pidiéndole explicaciones sobre por qué había brindado información a este matutino.

El explicó que nada más había expuesto las necesidades centro escolar.

La unidad de comunicaciones de esa cartera de Estado expuso que esa oficina no ha enviado ninguna directriz a los directores de los centros educativos para no atender entrevistas con los medios de comunicación, aunque ellos tienen la libertad de dar declaraciones o no.

García también fue notificado de que este lunes llegaría a la escuela un furgón con materiales para reparar techos, el sistema eléctrico, el alcantarillado y la cancha del centro educativo que dirige. Sin embargo, expuso que no les llega material para construir las aulas que necesitan, debido a la gran demanda, tampoco para equipar la banda de paz ni el mobiliario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.