Mined sigue bajo lupa de docentes por reducir fondos

Bases Magisteriales y Simeduco insisten en que esto afectará más la tarea de enseñanza en las escuelas de la zona rural y urbano marginal.

Los centros rurales y urbano marginales del exsistema Educo, que rondan 2,145, tienen muchas carencias. foto EDH / archivo

Los argumentos que el Ministerio de Educación (Mined) emitió el miércoles, entorno a la reducción del 50 por ciento del presupuesto de los centros educativos rurales y urbano marginales, no tranquilizó ni superó las críticas de parte de varios gremios del magisterio, quienes insisten que ha sido "una torpeza" frente a las múltiples necesidades que hay en los centros.

La Dirección Nacional de Gestión Departamental del Mined, explicó en un boletín de prensa, enviado a los medios de comunicación, que el proceso permitirá "una mayor eficiencia, transparencia y participación de los padres y madres de familia, así como del estudiantado, personal directivo y docentes en la gestión escolar".

Sin embargo, Manuel Molina, secretario general de Simeduco subraya que no le aclaran a la población que eso que llaman unificar en la práctica es una reducción porque las ACE recibían más fondos que los CDE debido a que las escuelas rurales y urbano marginales tienen más limitaciones para trabajar que las ubicadas en la zona urbana manejadas por los CDE.

Recuerda cuando los docentes de lo rural recibían varios incentivos económicos adicionales a su salario debido a que las condiciones de acceso y trabajo son más difíciles. Todos esos beneficios fuero desapareciendo.

Si bien la Dirección Nacional de Gestión Departamental trata de destacar que ha aumentado el presupuesto que otorgan a los CDE, Molina lo descarta y cuestiona el porqué no se ha dado más detalles al respecto.

Paz Zetino Gutiérrez, el secretario general de Bases Magisteriales (la otra gremial que desaprueba la reducción de fondos) insistió que la explicación del Mined es bastante incoherente porque las escuelas que han estado administradas por ACES "tienen más carencias y la lógica es que tuvieran más presupuesto".

Detalla que afectará la compra de material didáctico que los educadores usan para enseñar, compra de equipo mínimo, el pago de personal de servicio, como ordenanzas, vigilantes y la compra de aderezos para los alimentos.

"Lo que más nos preocupa es la dotación de materiales didácticos que los maestros utilizan para ambientar el aula, así como el despedir a vigilantes encargados de ayudar a cuidar los alimentos escolares", dijo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.