Ingresan a dos infantes heridos con arma de fuego

Uno tiene lesiones en sus dos miembros inferiores y el otro, en el intestino delgado y el estómago, este último está en la UCI

En diciembre, un niño de siete meses fue ingresado con una lesión de bala en una de sus piernas. Foto EDH / archivo

Dos infantes heridos de bala en diferentes hechos fueron ingresados el fin de semana al hospital Bloom; uno de ellos con una lesión grave en el tórax.

Se trata de un niño de 11 años y otro de 5; este último es el más delicado y se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Roberto Trejo, jefe de Residentes de Cirugía, manifestó que el paciente tenía cuatro perforaciones en el intestino delgado, dos de ellas en el íleon y dos en el colon. También le encontraron una perforación el estómago.

Ayer entró a sala de operaciones para suturarle las heridas, además se le cortó una parte del intestino porque la lesión que tenía era grande.

El infante se encuentra con respiración asistida y se le suministran antibióticos para evitar una infección. Deberá pasar sin comer por lo menos dos semanas, le suministran alimentos por las venas.

El pacientes habita en Quezaltepeque, La Libertad, y llegó referido del hospital Zacamil, donde fue operado inicialmente para detener el sangrado y le hicieron un aislamiento para evitar una contaminación, es decir que le suturaron la herida del intestino.

"Al ver la inestabilidad y la gravedad del paciente, deciden pasarlo a sala de operaciones para realizarle una cirugía de control de daños, para poderlo mandar a este centro", comentó el cirujano.

De acuerdo con la historia que dieron los familiares, el niño resultó con las heridas mientras el padre y un amigo manipulaban un arma y se les escapó una bala.

El otro paciente fue hospitalizado el sábado con una lesión en los dos miembros inferiores causada por un proyectil.

El paciente es originario de San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

El jefe de Residentes dijo que ingresó estable, se le tomaron las radiografías y no había fracturas, solo laceraciones.

Lo trasladaron a la sala de cirugía, donde le encontraron esquirlas, y es probable que se le haga un injerto porque hubo pérdida de piel.

Se le hizo un lavado quirúrgico y le suturaron las heridas. Llegó referido del hospital de San Bartolo, en Ilopango.

El infante se encuentra estable de salud. El paciente resultó lesionado, al parecer, en un ataque que realizaron en su casa, donde había una vigilia.

En lo que va del año, en el Bloom han atendido a cinco niños heridos con arma de fuego.

Todos estos casos son trasladados a la Fiscalía General de la República y a Pediatría Social, para que realicen las investigaciones.

Un niño de 10 años que resultó herido en un ataque en su vivienda, en Nejapa, aún permanece ingresado en el Bloom. Trejo dijo que está bien de salud, pero no han recibido la autorización de la fiscalía para darle el alta.

Él sufrió perforaciones en el hígado, una parte del intestino delgado y colon.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.