Buseros se oponen a la tarjeta prepago

Agremiados a AEAS del área de Santa Tecla dicen que no permitirán que les coloquen los aparatos en sus unidades De quitarles los permisos de línea recurrirán a un recurso de amparo

Algunos empresarios de buses advierten que no aceptarán el sistema prepago en sus unidades. Foto EDH/ archivo

Transportistas agremiados a la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), cuyas rutas funcionan en el sector de Santa Tecla, manifestaron ayer que no se incorporarán al nuevo sistema de la tarjeta prepago.

Los dueños de buses y microbuses expresaron que los directivos de la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago), que también son transportistas, no se han dado a la tarea de proporcionarles la información necesaria sobre el sistema de recaudación.

Además dicen no estar de acuerdo en que una sola empresa, como en este caso Subes, sea la única encargada de instalar y administrar el proceso de la tarjeta electrónica.

"Aquí se está viendo que la Sipago sólo quiere ganancias para ellos y al resto nos quieren desechar", comentó Arturo Barrera, presidente de la Ruta 42 C.

El sector de Santa Tecla será el tramo I, donde a partir de abril funcionará la tarjeta prepago.

A la reunión también asistió Genaro Ramírez, presidente de AEAS, quien aseguró que el Viceministerio de Transporte (VMT) no puede exigir ni siquiera por medio de decreto ejecutivo el uso de la prepago para cancelar el pasaje.

"El viceministro anda amenazando que va a quitar permisos de línea a los que no se sumen a este proyecto. Habría que preguntarle ¿cuál es el interés particular que él tiene?", sostuvo el representante.

Ramírez adelantó que de llegarles a cancelar los permisos de línea, interpondrán un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Luis Valencia, presidente de la Cámara Tecleña y representante en la mesa nacional de transporte, aseguró que son específicamente las rutas 101 D y 42 C las que se han negado a formar parte del proceso.

Pero indicó que incluso dentro de la Sipago hay ocho accionistas que pertenecen a la Ruta 101 D.

"Los empresarios que se oponen es totalmente ya con un sentido político. No ven el proyecto en funcionabilidad del sector", declaró Valencia.

El delegado garantizó que para dar a conocer el proyecto de la Sipago se han desarrollado diversos foros, donde los asistentes han podido aclarar sus dudas, pero que los que están en contra no han asistido a las reuniones.