Elecciones de 2014 serán las más costosas de los últimos años

Presupuesto de $44.2 millones para próximo comicio presidencial sube más del 60 % en comparación a 2012. No incluye voto en el exterior Presidente del TSE, Eugenio Chicas, afirma que el aumento es porque varios paquetes electorales serán implementados el otro año

En las elecciones de 2012, por el voto residencial incrementó el número de centros de votación a 1,148, igual las juntas receptoras de votos. En 2014 esa cifra aumentará. Foto EDH / archivo

Las elecciones presidenciales de 2014 serán las más costosas de los últimos eventos electorales, incluyendo las de alcaldes y diputados.

Según cifras de los presupuestos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el presupuesto para el Plan General de Elecciones (Plagel) incrementa un 60.73 % en comparación de las elecciones de 2012, y esto sin incluir el monto del voto en el exterior, este último aprobado en la última sesión plenaria.

Recién el pasado jueves por la noche, la institución concluyó la discusión del presupuesto, el cual asciende a $44.2 millones y que contempla gastos para la primera elección y una posible segunda vuelta, más la segunda fase del voto residencial.

Pero a esta propuesta no se le incluyó el costo del voto en el exterior, el cual según estimaciones del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ascendería a $21 millones, puesto que ese día que concluyó la discusión del presupuesto en el TSE, la Asamblea lo aprobó. El titular del TSE, Eugenio Chicas, estimó que el voto en el exterior podría costarle al TSE entre $6 millones y $10 millones.

En las elecciones de diputados y concejos de 2012, el Estado erogó $26 millones 841 mil 750. En esta etapa se implementó la primera etapa de voto residencial, es decir, que salvadoreños en 185 municipios votaron más cerca de sus casas. Además, fue la primera vez que las papeletas llevaban el rostro de los candidatos a diputados, tras una resolución de la Sala de lo Constitucional, y también se contrató servicios automatizados de transmisión de datos, que redujo los tiempos de procesamiento de las actas y antes de la medianoche ya se había escrutado más del 90 % de los votos.

En 2009, cuando coincidieron los comicios presidenciales, legislativas y municipales, el monto gastado fue de $23 millones 14 mil 435. En ese momento, hubo voto residencial en 23 municipios. Mientras que en 2006, en las elecciones de alcaldes y diputados, se invirtieron $12 millones 800 mil y esta fue la primera vez que se implementó voto residencial aunque solo en siete municipios.

En tanto en la presidencial de 2004, se gastaron $16 millones 77 mil y en las de 2003 fue $8 millones 721 mil 430.

El presidente del TSE, Eugenio Chicas, aseveró que sí hay un aumento en los presupuestos, el cual atribuye al incremento general de bienes y servicios que se experimenta a nivel nacional y a que se han unido los diferentes paquetes electorales, como la segunda fase del voto residencial y el recién aprobado voto en el exterior.

Agregó que estos proyectos que hoy están por arrancar habían sido considerados desde años atrás, pero que por la falta de voluntad política del Ejecutivo y de las fuerzas políticas de ese momento, no habían podido avanzar. Solo en el voto en el exterior, Chicas afirma que hubo 17 años de retraso.

"Creo que la democracia cuesta en ese sentido pero creo que es esa ruta democrática lo que ha hecho a nuestro país uno de los más estables en la región en la actualidad, que se viene potenciando mecanismos que es donde se dirimen los conflictos por lo tanto la democracia funciona, es robusta", expreso Chicas.

El magistrado Fernando Argüello también asevera que los costos han subido y afirma que el TSE está consciente de que las finanzas públicas no están en su mejor momento.

"Sí incrementa, pero el beneficio es enorme. Lo pudo ver en elecciones de 2012, el beneficio en seguridad y tranquilidad, que la población supiera a las 10:00 de la noche quien era el ganador, por lo menos en el tema de diputados y un poquito después de sus alcances, genera una tranquilidad tanto para los partidos políticos como para la población en general", argumentó.

Argüello manifestó que inicialmente el presupuesto para 2014 andaba alrededor de $52 millones, por lo que siguieron recortando en áreas donde aún se podía quitar.

Añadió que será posible reducir aún los costos si se empieza, con tiempo, a licitar los bienes y servicios, y a recibir mayor cantidad de ofertas y buscar la más económica siempre que se cumplan los parámetros.

"Sí estamos corriendo, lo que sucede es que tenemos que irnos con declaratorias de urgencia y muchas veces ahí no hay oportunidad de conseguir los menores costos", dijo.

El pasado lunes, antes que concluyera el estudio del presupuesto en el TSE, el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, solicitó a la Comisión de Hacienda la reorientación de $85 millones de un fondo que serviría para el pago de eurobonos, de los cuales $40 millones serán destinados para los próximos comicios.

El funcionario enfatizó que en ese momento aún no le presentaban la propuesta, pero con base a previsiones, los costos podrían oscilar entre los $50 millones, por lo que consideraba pedir la erogación de $40 millones. La Asamblea aún no ha decidido reorientar los fondos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.