resumen noticias

Escuelas luchan para asegurar su matrícula

El año escolar fue inaugurado ayer. Mandatario dijo gastará 91 millones en infraestructura

Susana Joma nacional@elsalvador.com Lunes, 21 de Enero de 2013

Las voces de los alumnos volvieron a resonar ayer a las 7:00 de la mañana en las escuelas públicas, donde los retos académicos y la falta de recursos financieros están a la orden del día.

Cuatro horas más tarde, luego de una protesta de maestros y tras viajar en helicóptero hasta el centro escolar Monseñor Arnulfo Romero, en Zaragoza, la Libertad, el presidente de la República, Mauricio Funes, inauguró el año lectivo 2013 aludiendo a compromisos en materia de infraestructura, paquetes escolares y alimento escolar, entre otros.

En tres centros escolares ubicados en Mejicanos y Cuscatancingo, San Salvador, iniciaron sus actividades académicas en medio de la algarabía de los pequeños y la esperanzan de los maestros de que tal vez este año será mejor.

Algunos, como es el caso del centro escolar Najarro, en Mejicanos, y el Tomás Cabrera, de Cuscatancingo, están a un paso de superar la falta de alumnos en el turno de la tarde, un tema que a finales del año pasado los tuvo a un paso de que Educación ordenara el cierre de secciones y la reubicación de maestros.

La profesora Cony Valenzuela, subdirectora del centro escolar Antonio Najarro, afirmó que la situación mejoró porque llegaron más alumnos entre finales de diciembre y principios de enero, pero hizo un llamado a los padres de familia que aún no han matriculado porque hay cupos por llenar en el horario vespertino. Este año la institución brindará clases de música. La cátedra estará a cargo de un docente de aula que tiene la habilidad de tocar instrumentos musicales.

Se trata de un esfuerzo con el que la institución busca captar el interés de los estudiantes y brindarles otras alternativas que los mantengan ocupados y lejos de problemas. "La matrícula está levantándose. La de la mañana ya se incrementó", confirmó Ricardo Orellana, el asesor pedagógico del Mined.

Sin embargo, la profesora Valenzuela externó su deseo de que el Ministerio de Educación (Mined) les dé más apoyo para desarrollar otros programas que permitan mejorar la calidad educativa, eviten que los escolares no deserten y que se incorporen nuevos el siguiente año.

La escuela Najarro tiene cancha de baloncesto que no está en muy buenas condiciones. Además necesita que la techen para que sea utilizada durante el invierno. Las mejoras en aulas y techos en general igual son requeridas.

Habría que ver si ese centro es uno de los 791 que será favorecido con la inversión de 91 millones de dólares que el mandatario anunció en su discurso inaugural.

En el Complejo Educativo Tomás Cabrera la asistencia de estudiantes fue notable.

Saúl Vásquez Oviedo, director del mencionado centro, dijo que también han logrado aumentar matrícula. Ahora cuentan con 1,100 alumnos. Según expuso, por la tarde siempre es menor la matrícula y como resultado dejará de funcionar el primero, segundo y tercer grados de educación básica. Los educadores que atendían esas secciones fueron reubicados en tercer ciclo.

"El primer reto que tenemos es mejorar la calidad educativa, luego sortear el problema de la inseguridad, mejorar las relaciones con la comunidad y fortalecer la ejecución del Plan Social Educativo", dijo Vásquez Oviedo. "Sentimos que la parte de la inseguridad ha disminuido respecto a 2011, que fue el más violento, pero la escuela está trabajando un plan contra la violencia con la policía comunitaria y la ayuda de la ONG laica Servicio Social Pasionista", agregó.

La disponibilidad de cupos también está presente en el centro escolar 22 de Junio de Mejicanos. "Hay matrícula para octavo, noveno grado, cuarto grado, primer grado y preparatoria", dijo la subdirectora Margarita de Chicas.

Esa institución corre con la ventaja de que cuenta con aula integrada que es atendida por una sicóloga y terapistas educativas que atienden problemas de aprendizaje e hiperactividad.

Los escolares de los centros mencionados aún no reciben los paquetes de útiles.

En la 22 de Junio los esperan allí por febrero, a diferencia del centro escolar República Dominicana, de San Salvador, donde fueron distribuidos ayer.