DNM necesita $500 mil para ampliar laboratorio

Esperan obtener el dinero de lo que ingrese por el registro de fármacos

El laboratorio de control de calidad de la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) será ampliado este año. Foto EDH /archivo

La Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) tendrá que invertir medio millón de dólares para aumentar la capacidad del laboratorio para realizar los controles de calidad a los fármacos que se comercializan en el país.

El director de la entidad, Vicente Coto, dijo que ya tienen los planos y que este año pretenden instalar el laboratorio en el edificio donde está la DNM; actualmente sigue funcionando en las instalaciones del Consejo Superior de Salud Pública (CSSP).

La Ley de Medicamentos, que entró en vigencia el 2 de abril del año pasado, manda a la DNM a realizar análisis a los productos que se quieran comercializar en el país previo a su registro, comprobar la identidad, pureza y potencia de las medicinas y controlar la calidad después de su registro.

La Dirección Nacional de Medicamentos tiene que hacer muestreos aleatorios para verificar la calidad de los productos en laboratorios, droguerías, hospitales y farmacias, entre otros.

Coto comentó que, anteriormente, el CSSP realizaba 700 exámenes al año y ahora hay 11 mil productos a los que se les tiene que medir la calidad.

"Tenemos que establecer un tamaño distinto y una capacidad diferente para poder enfrentar ese desafío", indicó el director de Medicamentos.

Se espera poder instalarlo en el edificio donde funciona la DNM. Sin embargo, la entidad aún no dispone de los fondos.

Coto dijo que están finalizando el proceso de ajuste de los nuevos aranceles de todos los trámites que ofrecen en la entidad para poder disponer de los recursos.

"Esto todavía no se ha concluido, a partir de entonces vamos a determinar si nosotros vamos a tener esa posibilidad o a habrá que conseguir fondos de otro lado", expresó el director de Medicamentos.

El CSSP inició el proceso de ajustar el precio de los trámites para registrar los fármacos, se sostuvieron varias reuniones con la industria farmacéutica.

En ese entonces se planteó que el registro de las buenas prácticas de manufactura tendría un costo de $500, algo que no se cobraba, y por cada nuevo registro se cancelarían $350, entre otros.

Coto comentó que en Casa Presidencial se realiza el estudio de la tabla de los aranceles para poder enviarla a la Asamblea Legislativa y sea aprobada. "Todos los aranceles se van a modificar, estos vienen desde que se inició el Consejo Superior de Salud pública", dijo Coto.

Con los ajustes se espera que el presupuesto de la DNM llegue a los 5 millones de dólares.