Continua alza de casos de diarreas

Ayer, cuatro niños estaban ingresados en cuidados críticos

Un infante con gastroenteritis aguda permanece hospitalizado. En el Bloom en 15 días han ingresado a 20 infantes por esta causa. Foto EDH / archivo

Ocho niños con gastroenteritis aguda permanecen ingresados en el hospital Bloom, cuatro de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en estado delicado.

Dos de las pacientes, que respiran con ayuda de un aparato, se encuentran delicados. Tienen menos de un año.

Carlos Mena, jefe de Epidemiología del establecimiento, expresó que los infantes en la UCI están graves pero estables.

En las dos primeras semanas del año, en el Bloom han atendido a 110 infantes con diarrea, 20 de ellos han sido ingresados y uno murió.

Históricamente es entre diciembre y marzo que se presenta una elevación de la enfermedad.

Entre el 6 y el 12 de este mes el Ministerio de Salud registra 7 mil 521 consultas por gastroenteritis, la semana anterior fueron 6 mil 79, es decir, 1,442 casos más.

Mena manifestó que a nivel institucional se ha generado una prevención por una posible elevación de la enfermedad, tomando en cuenta también la alerta por el norovirus que emitió la semana pasada la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Mena dijo que el norovirus en niños pequeños y adultos mayores puede ser grave, pero que en el país no se analizan todos los casos.

"A nosotros como hospital Bloom nos salió uno (positivo) el año pasado; no se cultiva todo porque no se tiene la capacidad para eso", agregó el jefe de epidemiología.

Mena manifestó que se realizará una actualización de los conocimientos, diagnóstico y manejo de los niños con diarrea. Sobre todo porque a inicio de año se tiene un grupo de médicos nuevos, son los residentes de primer año.

"A ellos todos los años hay que capacitarlos, pero hoy no solo se va a centrar en ellos, también en los demás; médicos y enfermeras, sobre el manejo de la diarrea", explicó el médico.

Además se ha tenido contacto con los Sistemas Básicos de Salud Integral (Sibasi) para informarles sobre la situación de la enfermedad, para empezar a trabajar en la prevención.

Mena expresó que se deben dar mensajes para evitar que los niños enfermen, como el lavado frecuente de las manos y cocinar bien los alimentos.

Además de que los padres de familia vacunen a los infantes contra el rotavirus; se aplican dos dosis, antes de los ocho meses de edad. La inmunización evita que los niños se agraven, sean hospitalizados y mueran.

En el Bloom, además hay un bebé ingresado con sospecha de padecer tos ferina, una infección respiratoria que puede llevar a la muerte.

Está en el Servicio de Infectología, estuvo en la UCI.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.