País en peligro de que virus llegue desde EE.UU.

b Controles en fronteras no serían suficientes

El virus puede ser propagado por los viajeros que han ingresado al país recientemente. Cada día, cientos entran por el aeropuerto. Foto EDH / archivo

La nueva cepa de norovirus, por la que la OPS emitió una advertencia de posibles brotes de diarrea la semana pasada, es difícil de detectar a simple vista en aeropuertos y fronteras. Por ello, los controles sanitarios tradicionales en dichas vías de ingreso al país serían insuficientes para evitar el ingreso de personas contagiadas.

El infectólogo Jorge Panameño manifestó que, con la alerta, se indica que el virus circula en tierra firme. Este es esparcido por los viajeros. Algo grave, según él, pues ya se ha notificado la aparición de cepas mutantes capaces de provocar cuadros más graves de la enfermedad.

El riesgo de que personas contagiadas con el virus ingresen al país es muy grande si se toma en cuenta, que cada semana ingresan al menos 500 deportados por vía aérea.

"El norovirus es un agente considerado como emergente (nuevo). Hizo su aparición a nivel internacional en los últimos años de la última década principalmente provocando brotes en los cruceros", comentó el experto.

Indicó que la advertencia de la OPS debe interpretarse como la posibilidad real de la llegada del virus a Centroamérica. El norovirus produce diarrea aguda. "El cuadro no suele ser grave", pero se deben tomar las precauciones para evitar la deshidratación sobre todo en niños y adultos mayores, aseveró Panameño.

En El Salvador se lleva a cabo la vigilancia epidemiológica centinela. Por escasez de reactivos, según la OPS, se toman muestras solo de algunos casos negativos al rotavirus.

Semanalmente, se toman cerca de 10 a 15 muestras. En algunas ocasiones, con una positividad del 50 por ciento.

Los líquidos de vómitos y heces son altamente contagiosos y se recomienda el aislamiento del paciente, por lo menos, 24 horas después de que hayan desaparecido los síntomas.

Panameño comentó que no se descarta la posibilidad de que este virus sea transmitido por las vías respiratorias, "lo que vendría a complicar la situación porque aumentaría los medios de transmisión".

En el país, a finales de diciembre, se comenzó a detectar una mayor circulación de rotavirus y se espera una elevación en las próximas semanas, de acuerdo con lo ocurrido los últimos cinco años.

La OPS ha advertido que los antibióticos no sirven para tratar esta enfermedad, pues combaten bacterias, no virus.