Segovia: no hay dinero para los exmilitares

El gobierno rechazó que tenga compromisos incumplidos con el grupo de excombatientes de la Fuerza Armada que el martes realizaron acciones de protesta a escala nacional en la que incluyeron bloqueo de calles y carreteras importantes del país. De paso les dijo tajantemente que sus peticiones no son viables de aceptar, pues no hay dinero.

Álex Segovia, secretario técnico de la Presidencia y responsable de coordinar las mesas de diálogo con los excombatientes, aseguró que ese grupo de exmilitares abandonó la mesa de diálogo en la que participan otras organizaciones de exsoldados, por lo que no es cierto que el gobierno les haya incumplido con el pago de 10 mil dólares en concepto de indemnización, más $700 mensuales que exigen los excombatientes. Agregó que las arcas del Estado no están para conceder ese tipo de peticiones.

"Nosotros hemos dicho siempre, no es posible financieramente para el Estado ni para el Gobierno cumplir con esa exigencia de $10 mil, se los hemos dicho desde el mismo inicio, no es posible. Ese monto que ellos han puesto unilateralmente de $10 mil el Gobierno jamás lo ha aceptado ni lo va a aceptar porque es un monto que quebraría al Gobierno y al Estado salvadoreño", enfatizó Segovia.

En enero de 2012 el gobierno acordó con este grupo de exmilitares que por varias semanas se tomó la Catedral Metropolitana, negociar "con prioridad" sus demandas en la mesa de diálogo que se había abierto con los excombatientes del FMLN.

No obstante el secretario técnico de la Presidencia, aseguró que esas dos demandas nunca les fueron aceptadas.

"Eso es totalmente falso. De hecho, la razón por la cual esas organizaciones no se han querido incorporar a esta mesa de diálogo, que siempre ha estado abierta, es que para ellos su único punto, dicen ellos que no son negociables, es el punto de una compensación de 10 mil dólares y una pensión de $700 mensuales", externó Segovia, quien se hizo acompañar del ministro de Defensa, Atilio Benítez y por representantes de organizaciones de exmilitares con quienes el Gobierno tiene instalada una mesa de diálogo y que, según ellos, está "avanzando" positivamente.

Por su parte, Timoteo Palacios, quien es el tesorero de la coordinadora nacional de veteranos de la Fuerza Armada, que realizó el martes las acciones de protestas, aseguró que ellos están anuentes a negociar las demandas que han planteado, pero que mientras el Gobierno no les envíe formalmente una invitación, ellos no se incorporarán a la mesa de diálogo.

"Nosotros hemos hablado con los veteranos y les hemos dicho esto es lo que lleva el anteproyecto de ley pero si a la hora de la negociación nos dan la mitad así vamos a tener que aceptar, eso hay que negociar al sentarnos, pero ni eso han permitido. El Gobierno dice que no, o sea, a nosotros nos han visto mal", manifestó Palacios. Aseguró que de no ser atendidos volverán con más acciones de protesta.