Vendedores capitalinos divididos ante acciones para desalojar calles

La comuna capitalina prevé construir una plazoleta en la 3ra. Avenida norte

La barda perimetral fue instalada para iniciar la construcción de una plazoleta que costará unos 15 mil dólares. foto s edh / marvin recinos

Unos 40 vendedores se apostaron sobre la calle conocida como "peatonal", del Centro Histórico capitalino, para buscar un acuerdo sobre qué acciones tomar para seguir vendiendo en la zona recuperada, pero empezaron los "dimes y diretes" entre los involucrados.

"Unos están jalando por un lado y otros por otro", gritó un vendedor.

"Aquí cada quien viene a defender lo que más le convenga y eso no debe ser así", dijo una vendedora.

"Pónganse claros pues si no nunca vamos a llegar a nada", pidió otra señora.

El edil Norman Quijano señaló el martes pasado que "vendedores y alcaldía llegamos a un acuerdo de que el 31 de diciembre era el último día de venta en la zona recuperada, ya que el permiso para la temporada navideña y de fin de año fue muy claro".

Acuerdo que los vendedores han incumplido y Montoya alega que "nosotros no somos vendedores de temporada, vendemos artículos de toda necesidad para todo el año, no en una fecha específica".

Y así transcurrió la mañana, mientras el pequeño grupo de vendedores discutía sobre las medidas que iban a ejecutar.

Guadalupe Elías, vendedora, sugirió "sentémonos todos sobre la calle peatonal para que la gente sepa que queremos trabajar y así hacerle un llamado al alcalde de que queremos de vuelta nuestros puestos".

Sus compañeros no hicieron eco de la petición.

Irvin Rodríguez, miembro de la comisión de reordenamiento, destacó que la municipalidad ha tenido un diálogo constante con lo vendedores.

"En este país la gente hace lo que quiere. Hoy es otra vez los vendedores que quieren hacer desórdenes y ponerle un alto al reordenamiento", expresó Yanira Umaña, al ver a los mercaderes concentrados en la 3ra. Avenida Norte, a un costado de la Plaza Hula Hula.

Estos insisten en querer seguir vendiendo en las 33 cuadras recuperadas por la comuna capitalina el pasado 26 de octubre.

"Todos los vendedores vamos a volver a vender en el mismo lugar donde fuimos desalojados. No nos vamos a retirar y haremos las acciones que sean. Necesitamos un ingreso", afirmó el vocero de los vendedores, Martín Montoya.

Miembros de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDDH) acompañaron a los vendedores.

"Esta gente no es vendedores de temporada navideña, ellos han vendido permanentemente aquí en la Tercera", aseveró Víctor Bermúdez, jurídico de verificación de la entidad indicada.

Varias personas que pasaban por el lugar mostraban su descontento con las acciones de los vendedores.

"Ya es el colmo lo que hacen deberían de buscar establecerse en lo formal. Si no les dan soluciones deben buscar otras. Además, ver la ciudad limpia y en orden es importante para la capital", aseguró Minerva Juárez.

Los vendedores mantienen la idea de pedirle a Quijano que les deje vender en sus antiguos puestos.

"Estamos ejerciendo nuestro de derecho de vender, eso estamos haciendo y seguiremos luchando por esta causa", indicó Montoya.

La alcaldía lamenta la actitud de algunos vendedores y explicó que "es triste que pocos, muy pocos se hayan declarado en estado de rebeldía", añadió Rodríguez.

En lo que coinciden la comuna con los vendedores, es que están dispuestos a instalar una mesa de diálogo.

Inconvenientes

Con base en el incumplimiento del pacto, la comuna el miércoles por la noche se vio en la necesidad de intervenir una parte de la zona recuperada.

"Ya se les había anunciado que si no eran fieles a lo acordado iban a ser parte de un desalojo pacífico", declaró Rodríguez.

También detalló que hay "intereses de otro tipo" que persiguen algunos vendedores, ya que el 97 % no se presentó después del 31 a las zonas recuperadas.

El Cuerpo de Agentes Metropolitanos realizó el retiro de unos 50 vendedores.

"Nosotros no teníamos ningún acuerdo firmado con la alcaldía. No hemos irrespetado nada porque en nada hemos quedado, quizá los vendedores de temporada pero nosotros no", recalcó Elías.

Luego del incidente, trabajadores de la comuna instalaron una barda perimetral de lámina, en el sitio donde se construirá una plazoleta.

"Es un espacio para la gente, para que puedan descansar un rato de la actividad comercial y salir de la rutina del centro", agregó Rodríguez.

Jardinería, lámparas y demás se pondrá en la zona de la barda para crear un ambiente diferente en el lugar.

Experiencia exitosa

Juana Humberta Carías vendió por 21 años en la plaza Hula Hula.

"Vendo comida de la buena. Comida criolla que a todos los salvadoreños nos gusta, comida como hecha en casa, con una buena sazón", reiteró la señora.

Vendía en la calle y tras el reordenamiento, Carías no se quedó de brazos cruzados y alquiló un local en el famoso edificio de "La Academia".

"Es interesante que con la iniciativa del alcalde de ordenar la ciudad, la gente busque otra dinámica de venta, donde se va formalizando sus negocios. La niña Juanita hace su esfuerzo y entra a otro tipo de empresa", aplaudió Rodríguez.

Los clientes de doña Juanita la buscan por sus exquisitos platos el comedor que hoy se llama "El Nuevo Amanecer. Las carnitas del Hula Hula".

"Siempre he venido a comer donde ella, me gusta y cuando se fue de la plaza pensé que nunca la encontraría. Me di una vuelta por aquí y la encontré. Hoy la visitaré más seguido", compartió Gerson Nuñez, cliente del comedor.

Doña Juanita agradece a Dios por la oportunidad de poder seguir vendiendo sus delicias y reiteró que le va muy bien en su negocio formal.

"Dios siempre me ha bendecido. De lo que vendo me sale para pagar el local, para pagar nuestras deudas y para comer. No me puedo quejar porque he vendido mi comida aquí donde nos pasamos", arguyó Carías.

Los clientes ven en ella a una mujer exitosa que no se dejó vencer por ninguna dificultad y no se quedó en la calle para poder ganarse la vida.

"Admiro su visión de trabajo. Otro vendedores andan llorando por un puesto. Ella luchó y lo encontró. Es una mejor emprendedora que no se deja vencer por nada", destacó Nuñez.