El SITRAMSS afectará a red vial y comercios

Habrá menos carriles para vehículos particulares

En la intersección de la Juan Pablo II y la 33 avenida Sur, los buses del Sitramss darán vuelta en "U". Foto EDH / Douglas Urquilla

Un viraje en "U", menos carriles para vehículos particulares, cierre de accesos a centros comerciales, sustitución de pasarelas por pasos cebra y semáforos peatonales.

Esos son cuatro de los elementos de la Fase I del Sitramss que probablemente generarán molestias tanto a peatones y comerciantes como a los automovilistas particulares.

Según los consultores que elaboraron el proyecto, ese es el precio que habrá que pagar para tener un sistema de transporte más seguro, rápido y eficiente.

Sea una molestia o no, la construcción del Sitramss parece inminente.

Mañana la maquinaria entrará al predio de 14,160 metros cuadrados ubicado en la avenida Rosario Sur, de Soyapango, para urbanizarlo y levantar ahí los andenes y bahías necesarios para recibir el tráfico proveniente del oriente del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

Así lo detalla el "Resumen Ejecutivo del Tramo 1 del Proyecto Final del Sitramss" al que El Diario de Hoy tuvo acceso el jueves de la semana pasada.

En ese punto, podría generarse el primer gran cuello de botella. Así lo advierte el gerente financiero de Acopatt, Juan Pablo Álvarez Dueñas. Dicha cooperativa es propietaria de casi 150 autobuses de la Ruta 29, la cual une Ilopango con el centro de San Salvador.

En palabras de Dueñas Álvarez: "El proyecto habla de un promedio de 12 mil usuarios por hora... Creo que se han quedado cortos, porque eso lo movemos solo nosotros como empresa. Si suma la 140, la 3, todas las 41, las 29 G, la 29 microbús, esto va a colapsar".

El documento citado afirma: "La incorporación desde la terminal al bulevar del Ejército Nacional se produce (...) por la avenida Rosario Sur, donde se mantienen un carril por sentido de uso exclusivo del BRT (Bus Rapid Transit)".

Álvarez Dueñas considera que si cada cinco o diez minutos saldrá un bus articulado desde esa avenida hacia el bulevar del Ejército la fluidez del tráfico en esta arteria se verá reducida drásticamente.

Donde ahora hay tres carriles y uno para retorno de Soyapango hacia San Salvador habrá solo dos para vehículos particulares, porque el bus articulado ocupará el resto. Así será desde la terminal hasta el puente Eureka.

Al pasar ese punto, el Sitramss usará el espacio del arriate central "para poder liberar el carril que ocupaba y dejar tres carriles por sentido" para el tráfico particular.

Las paradas de buses (ver infografía) estarán ubicadas en el arriate central y tendrán 3.80 metros de ancho, cuando los pasajeros suban y bajen del bus a un solo lado, y 7.60 metros de ancho cuando los pasajeros suban y bajen a ambos lados del autobús.

Más cambios

A lo largo del bulevar del Ejército habrá más novedades. Se eliminarán todos los giros en "U" y los giros a la izquierda "para evitar una constante interrupción del servicio" y la invasión de los carriles de tráfico particular.

Cerca de la terminal están los parqueos de dos centros comerciales. Los consultores de la Fase I del Sitramss señalan que estos "tienen otras entradas y salidas diferentes que dan al bulevar del Ejército y a la 4a avenida Sur".

Por ello consideran que "se puede clausurar estas entradas y salidas sin dejar sin servicio a los mismos". Según los consultores, los centros comerciales "se verán beneficiados de la mayor afluencia de pasajeros con la implantación de la Terminal".

A esta cambio se suma la eliminación de cinco pasarelas del bulevar del Ejército y la alameda Juan Pablo II. Solo una será sustituida por un paso peatonal a desnivel.

El resto serán sustituidas por semáforos peatonales y pasos de cebra.

Los consultores están conscientes de las molestias que generará la obra.

Por ello recomiendan "al propietario" (léase el gobierno) mejorar la carpeta asfáltica, liberar el derecho de vía, eliminar obstáculos o establecer un sentido único en diez vías. Estas, según los consultores, pueden servir como rutas alternativas mientras se construye la Fase I del Sitramss e incluso cuando ya esté en funcionamiento.

Las vías en las que se recomienda establecer un sentido único son: la calle 5 de Noviembre y la calle Concepción. En la que se propone mejorar la carpeta asfáltica son: la calle Agua Caliente y la 4a calle Oriente.

En el caso de la 24a avenida Norte, desde la avenida Peralta hasta el redondel República de Alemania, se recomienda liberar el derecho de vía de ventas ambulantes y restringir parqueos y puntos de taxi.

Con el inicio de la construcción de la terminal, estas y otras recomendación deberán irse aplicando antes de que la Fase I del Sitramss pase de los proyectos a la realidad.

</