resumen noticias

Sin pruebas para vetar a periodista en Asamblea

Directivo de ARENA reitera que prohibición de ingreso a edificio fue arbitraria

Edmee Velásquez politica@eldiariodehoy.com Jueves, 27 de Diciembre de 2012

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) afirmó ayer que la Asamblea Legislativa no comprobó la acusación contra el periodista de El Diario de Hoy, Rafael Mendoza López, que derivó en la prohibición para ingresar al edificio legislativo.

El presidente de dicha asociación, José Luis Benítez, señaló durante un balance de la libertad de prensa en El Salvador en 2012 que en el año hubo restricciones al trabajo periodístico dentro de las instituciones públicas y este caso fue ejemplo de ello.

El pasado 13 de julio, el presidente de la Asamblea, Sigfrido Reyes, prohibió el ingreso a las instalaciones del primer Órgano del Estado al periodista, luego de que el entonces gerente de Comunicaciones, Óscar Alas (fallecido), acusó a Mendoza López de haber lanzado un improperio contra Reyes tras una conferencia de prensa, realizada el 27 de junio.

"En este caso no se comprobaron las acusaciones contra el periodista Mendoza. Además este hecho muestra la necesidad de actualizar las estrategias de comunicación por parte de las instituciones de Gobierno, de tal manera que se garantice el acceso de la prensa a la información y se promueva la transparencia en la gestión pública", apuntó Benítez.

En ese momento dijeron que las pruebas contra Mendoza López eran una grabación de audio donde se escuchaba una voz fingida y aguda que dice "culero...", pero en la cual no se podía establecer quién era, además de la declaración de un empleado de la oficina de prensa del Órgano Legislativo que solo dijo escuchar el improperio y no vio al periodista proferirlo.

El quinto vicepresidente de la Asamblea Legislativa, Roberto d'Aubuisson, afirmó ayer que el tema de la restricción contra el periodista no volvió a ser abordado y reiteró que la restricción de prohibirle el ingreso a la Asamblea Legislativa no fue una decisión de Junta Directiva, sino que fue unilateral de Sigfrido Reyes.

Agregó que la única ocasión que se planteó el tema en la mesa fue cuando el gerente de Comunicaciones llevó la grabación del improperio y que investigando por su cuenta concluyó que fue Mendoza López el responsable.

"En su momento, el exgerente llevó la grabación e hizo saber que investigando por su cuenta se enteró y a saber cuál fue su fuente porque nunca lo quiso aclarar de que era Rafael el de la grabación, cosa que nunca fue comprobada. Simplemente es lo que él nos hizo saber y fue lo que el presidente dio por válido", expresó el diputado tricolor.

Recordó que en esa ocasión varios eran de la posición que bastaba con una carta que se envió a este Periódico donde se quejaba, incluso dijo que solo con la connotación de esa carta se le dio un giro demasiado grande.

Reiteró que nunca estuvieron de acuerdo con la prohibición de ingresar a las instalaciones de la Asamblea, la que califica de arbitraria y particular de Reyes.

Tras preguntársele si el próximo año el tema pudiera ser retomado por la Junta Directiva, a fin de que se levante la restricción a Mendoza López, tras la evaluación anual hecha por la APES, el diputado d'Aubuisson afirmó que en carácter personal podría impulsar este informe si la Asociación de Periodistas la envía para su consideración.

"Que manden ese informe a Junta Directiva y nosotros con todo gusto, por lo menos por parte mía, lo retomaremos y volveremos a hacer la misma sugerencia que hicimos en su momento, que nunca fue comprobado, y aunque hubiese sido creo que la medida es excesiva y lo que debió haber hecho fue quejarse con los dueños del medio, si es que era de verdad el periodista, pues tampoco es correcto que se expresen de esa manera del presidente y de ningún diputado", apuntó.

Se buscó conocer las opiniones de los diputados Guillermo Gallegos y Francis Zablah, de Gana; Francisco Merino, de CN, y Roberto Lorenzana y Lourdes Palacios, del FMLN, pero no respondieron a sus celulares.

Agresiones y avances

Por otra parte, la APES condenó las agresiones contra otros periodistas en el ejercicio de la profesión, como por ejemplo la de la reportera de canal 21, Mélida Araniva, mientras daba cobertura a un accidente de tránsito, así como el robo del equipo fotográfico de un fotoperiodista de una agencia internacional de noticias.

La APES también destacó el avance con la implementación de la Ley de Acceso a la Información Pública al facilitar datos y nombrar oficiales de información. Sin embargo, reiteró que hace falta que las instituciones públicas establezcan políticas de mayor apertura a los periodistas, rendición de cuentas y transparencia de la gestión pública.

Manifestaron que también se han dado dificultades al trabajo de la prensa con el acceso y la calidad de la información oficiosa de algunas instituciones públicas y que en otros casos se confunde el rol del oficial de información con el encargado de prensa. Sugieren que se establezca una política institucional clara donde se definan las funciones del encargado de comunicaciones de cara a las características del oficial de información que estipula la ley. En algunas instituciones gubernamentales una persona realiza ambos roles.