Salud obligada a cubrir su propia demanda de sangre

Hasta septiembre, la Cruz Roja le suplía a Salud el 19.8 por ciento de las necesidades de sangre Los bancos de la red debieron aumentar la recolección del componente y reforzar con personal

La crisis que atravesó la Cruz Roja Salvadoreña, ante la falta de reactivos para procesar la sangre, obligó al Ministerio de Salud (Minsal) a reorganizar la red de bancos y poder suplir la demanda de los usuarios de los 30 hospitales.

El plan que se puso en marcha en octubre de este año y vigente a la fecha significó establecer ocho bancos de referencia para el resto de establecimientos.

A la vez empujó a la entidad a incrementar la recolección del líquido y a reforzar algunos centros con personal de laboratorio.

En octubre, la Cruz Roja dejó de enviar sangre a los hospitales nacionales tras agotarse los reactivos. La entidad pidió al Minsal un refuerzo presupuestario de $195 mil, pero este no fue otorgado.

Los reactivos se utilizan para hacer las pruebas de Chagas, sífilis y VIH/Sida a la sangre. Procesar cada unidad de glóbulos rojos les cuesta $82 y los subcomponentes, $32.

En 2011, La Cruz Roja suplió el 19.8 por ciento de la demanda de la red de hospitales. Pero a centros como el de Suchitoto, Cojutepeque, Saldaña, San Bartolo, Nueva Concepción y Jiquilisco los abasteció en un cien por ciento.

Para el doctor Benjamín Ruiz Rodas, presidente del cuerpo de socorro, la cifra no es nada despreciable, sobre todo cuando hay emergencias que cubrir.

El año pasado el Minsal recolectó 48 mil 697 donantes y Cruz Roja 17 mil 391. En los hospitales se realizaron 112 mil 250 transfusiones sanguíneas, el cuerpo de socorro les suplió 22 mil 230.

Neyde Madrid, coordinadora de los Bancos de Sangre del Minsal, dijo: "Nosotros teníamos cierto apoyo de parte de Cruz Roja Salvadoreña, sobre todo para aquellos hospitales que no tienen banco de sangre, así era como íbamos funcionando. Cuando tenemos la noticia de que ellos ya no nos iban a seguir apoyando, nosotros implementamos este plan".

Se establecieron como bancos de referencia los de mayor producción: el Rosales, Maternidad, Zacamil, San Vicente, Santa Ana y San Miguel.

De acuerdo con Madrid en el Bloom se pasó de atender 50 donantes diarios a 70 y en el Zacamil de 30 a 45.

En el Rosales, hace más de dos meses se atendían de 90 a 100 personas, en estos momentos reciben unos 150 usuarios.

Efraín Orellana Rubio, jefe del Banco de Sangre del Rosales, manifestó que ellos envían los componentes a cuatro hospitales de la red, además le proveen a la Divina Providencia y al Instituto Nacional del Cáncer.

Hasta septiembre, la Cruz Roja les apoyaba con un 10 por ciento, pero les aportaban reactivos, agregó Orellana.

Para cubrir la demanda de donantes y poder abastecer al resto de los establecimientos se les ha reforzado con dos técnicos, pero estos son prestados, añadió el jefe del banco.

Solo en noviembre, el Rosales realizó 3 mil 81 transfusiones, la mayor demanda proviene de la sala y quirófanos de la Emergencia, de pacientes hematooncológicos y con insuficiencia renal crónica.

La red de establecimientos dispone de 21 bancos de sangre.

"La organización lo que pretende es asegurar el abastecimiento de todos los hospitales, como tenemos algunos hospitales que no cuentan con bancos de sangre necesitamos establecer quién será su referente... porque la transfusión se realiza en todos los hospitales", añadió Madrid.

Por su parte, Ruiz Rodas informó que el próximo año volverán a apoyar al Minsal con los componentes sanguíneos.

En el presupuesto de 2013 dispone de unos $350 mil para adquirir los reactivos y continuar con esa labor.

Hemocentros

Dentro del plan del Ministerio de Salud se encuentra reestructurar los bancos, el proyecto plantea crear tres hemocentros que se encargan de proveer el componente sanguíneo a los 30 hospitales.

En la región Metropolitana pretenden construir el que será el coordinador, los otros estará en Santa Ana y San Miguel. "Es un proceso largo que requerirá (de) acciones a largo, mediano y corto plazo. Llegar a la formación de los hemocentros requerirá mucho trabajo y esfuerzos", declaró Madrid.

Estos deberán tener la capacidad de promover la donación altruista, de captar o atender donantes, colectar unidades de sangre, procesarlas, hacerles las pruebas necesarias, almacenar las y distribuirlas a los hospitales.

Los bancos de sangre de los hospitales desaparecerían. De tener 21, pretenden tener solo tres.

La coordinadora de la red de bancos expresó que se necesita montar una estructura y hacer un análisis de la necesidad de equipo, insumos y personal. Agregó que al país le conviene reducir el número de bancos. De esta manera se reducen costos y aumenta la seguridad de la sangre.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.