resumen noticias

Padre Eugenio Hoyos:

Falta de salud mental es el detonante de masacres en EE.UU.Padre Eugenio Hoyos

El sacerdote también reitera que el voto latino ha sido tomado en serio por el empuje que dio a la reelección del presidente Obama

Por: Edmee Velásquez Mario González Martes, 18 de Diciembre de 2012

La necesidad del fortalecimiento de la salud mental, sobre todo en los niños y jóvenes, ha sido el principal detonante de las últimas masacres registradas en Estados Unidos, así como la causa de los principales problemas alrededor del mundo y se hace necesario que los gobiernos se enfoquen en crear políticas para fortalecer los valores.

Así lo declara el sacerdote colombiano José Eugenio Hoyos, líder de la comunidad hispana y muy cercano a los salvadoreños en el área de Washington DC. Es vicario de la Diócesis de Arlington y director del Apostolado Hispano y director de la Renovación Católica Carismática. Además es un predicador muy conocido a nivel internacional por sus mensajes de sanación, conversión y liberación.

La reciente masacre de 26 personas en Connecticut, 20 de las cuales eran niños, ha dejado en relieve para el prelado la cultura de la muerte, la pérdida de valores, la falta de respeto de las instituciones y la depresión que puede llevar a una persona a cometer estos crímenes graves.

A la vez critica la facilidad con que se puede adquirir un arma en Estados Unidos, una industria que favorece grandemente a su economía.

"El armamento lo puede comprar en cualquier tienda, hasta de las más sofisticadas. El enemigo no viene de fuera, está en las armas de los mismos ciudadanos. Nos estamos atacando entre nosotros, Cualquier loco puede venir, puede agarrar un arma y puede matar en un centro comercial, en un cine. Lo estamos viendo en las calles, ya tenemos miedo de que en un tren o en un bus un ciudadano saque una pistola y que piense que estaba jugando con nosotros", aseveró.

Esta industria del temor, como la denomina, asegura que está llevando mucha desilusión en Estados Unidos y asegura que es un tema mucho más delicado que el de la inmigración, pues su fuerte no solo es la venta de armas dentro del país, sino que también está exportando.

Hoyos asegura que debido a que es invitado a predicar a muchos países ha podido comprobar que el gran problema actualmente de muchas naciones del mundo es la frustración causada por los gobiernos, la falta de respeto, más allá que enfermedades graves como el cáncer. Asimismo la desunión de los hogares y la falta de educación a los hijos está fortaleciendo las cifras de depresión.

"El de Virginia Tech (masacre ocurrida en 2007 donde murieron 33 personas) fue cerquita donde yo vivo. Soy testigo de la misma masacre, porque fue mi Estado. Por eso es que creo que aquí debe existir una ley prohibitiva (de las armas) y que solo las usen las fuerzas armadas, para defender o proteger el país. Soy una persona en contra del armamentismo", resaltó.

Reiteró que los gobiernos no tienen programas para promover la paz, no tienen un ministerio en salud mental, por lo que cree que se debe invertir un poco más.

"En un momento a otro, la gente se está desquiciando, muchos abusos sexuales, trata de blancas, abuso familiar, Eso es ocasión de un mundo estresado, estamos viviendo un mundo convulsionado y todo depende de la mente", manifestó.

Agregó que colaborar con la sanidad mental de la población no es materia única del gobierno, sino de las diferentes iglesias de todas las denominaciones, así como de la familia y la escuela.

"Debemos mostrar un verdadero trabajo de paz y salud mental y debe comenzar desde la familia, en la escuela. Creo que hay que ponerle mucha atención. El mundo está lleno de estrés: el niño ve que su padre tiene armas en casa, el ejemplo que se le da cuando se le pide que mienta a la otra gente 'dígale que no estoy' o cuando el niño se roba un lápiz y sus padres no lo obligan a que lo devuelva", sostuvo.

Es muy enfático al señalar que deben crearse campañas masivas, que el gobierno tiene que promover campañas al respeto de la propiedad privada y al respeto a la vida en lugar de invertir en campañas políticas o en erigir monumentos que son costosos.

Voto latino ganó respeto

Por otra parte, considera que la reelección del presidente norteamericano Barack Obama es el claro ejemplo que una de las principales minorías en Estados Unidos fue fundamental para el resultado que lo mantiene en la Casa Blanca.

Aseveró que la comunidad latina que votó por Obama no estaba del todo de acuerdo con sus políticas, le dio el voto para que finalmente cumpla en promover una reforma migratoria integral.

Agregó que tras los resultados de los comicios sí se vio un cambio radical en la visión, no solo de los demócratas sino también de los republicanos, ya que se les demostró que el voto latino "sí funciona".

Hoyos explicó que para obtener un cambio de actitud, aparte de las manifestaciones que realizaban, se unieron las iglesias de todas las denominaciones para formar un gran núcleo y que se mostrara al presidente que estaban molestos porque no había cumplido con esa promesa de la primera elección, pero que le darían otro voto de confianza esperando que cumpliera su promesa.

"La actitud del presidente y de la Casa Blanca comenzó a cambiar. Hace poco se dio la orden de que bajaran las deportaciones... Antes había rechazo, hoy coquetean con nosotros", subrayó.

Reiteró que los norteamericanos hasta ahora se han dado cuenta de que el aporte de los hispanos en su economía es sustancial e importante.

"Se han dado cuenta de que nuestra obra de mano, la presencia, no estorba. Es todo lo contrario, es un aporte positivo para la economía. A Estados Unidos lo que más le duele no es que crucen la frontera los inmigrantes, sino que haya una herida económica", afirmó.

Asegura que el lenguaje que se está utilizando no es de agresión, a diferencia al que se utilizaba años atrás y reitera que el próximo año el tema de la inmigración y la reforma migratoria se escuchará con más fuerza.

"Estados Unidos sin los hispanos no es Estados Unidos y no es una potencia como lo es ahora", sostiene.