Desde 2013, refrenda de tarjeta de circulación costará $35 más

La Asamblea aprobó esta madrugada el nuevo impuesto para asistir a las víctimas de accidentes de tránsito. La iniciativa tuvo 51 votos a favor

Foto/ Archivo

Tras más de dos horas y media de discusión los diputados aprobaron casi a la 1:00 am de la madrugada de hoy el Fondo Nacional de Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito (Fonat).

La iniciativa fue avalada con 51 votos a favor por las fracciones FMLN, GANA, PCN y tres disidentes, Rigoberto Soto, Jesús Grande y Santos Adelmo Rivas.

Sin embargo, la petición no recibió el respaldo de ARENA, CD, PDC y Sigifredo Ochoa Pérez.

La bancada tricolor se opuso a la moción al considerar que se trata de un nuevo impuesto que afectará aún más el bolsillo de la clase media y que además no hay garantía de que las víctimas sean indemnizadas de forma adecuada por la estructura de la distribución de los fondos.

"Llámenle como le quieran llamar, pero es impuesto, lo van a usar para pagar chatarra. Es inmoral", sostuvo el legislador Roberto d'Aubuisson.

Por su parte, la parlamentaria, del FMLN, Norma Guevara, manifestó que el Fonat es una contribución que ha venido siendo perdonada desde 1996 y acotó que el objetivo de la iniciativa no es la ganancia, sino salvaguardar a víctimas de incidentes viales.

De hecho, Guillermo Olivo, diputado del FMLN, explicó que de los casi $42 millones que se prevé recaudar al año con el pago adicional de $35 a la tarjeta de circulación para vehículos livianos, y hasta $250 para autobuses, sólo $12.4 millones irán directamente al Fondo para indemnizar a los familiares de las personas que mueran en un accidente de tránsito o queden con secuelas graves.

Olivo detalló la distribución de los $42 millones de la siguiente manera: el ministerio de Salud Pública recibirá $14.4 millones, ya que cuando una persona resulte con lesiones a raíz del percance será atendida en los hospitales de la red pública.

Otro porcentaje, al cual Olivo denomina para "saneamiento ambiental", es para la compra de la chatarra, es decir, de los buses viejos que tienen más de 20 años de vida. Para este rubro se destinarán $10.3 millones.

Mientras, $2.9 millones son para la educación vial para prevenir los accidentes de tránsito y señalización, entre otros.

El viceministro de Transporte (VMT), Nelson García, acudió ayer a la Asamblea Legislativa a explicar que el Estado cuenta con la capacidad para manejar el Fondo para la Atención a Víctimas de Accidentes de Tránsito (Fonat).

"Este es un fondo solidario que busca proteger a todos los salvadoreños que por hoy no tienen ninguna prestación. Hay un cuestionamiento de que el Estado no puede ser capaz de poder implementar una política pública y como Estado estamos definiéndola para tratar a las víctimas de accidentes de tránsito, algo que hoy por hoy el Estado no ha asumido aún cuando la Constitución define aspectos en los cuales debe proteger a las personas", expresó.

Otro tema que fue criticado es que se pagará un seguro doble, ya que algunos ciudadanos tienen contratos con seguros privados.

Los diputados tenían en sus manos dos proyectos para este fondo: el del Gobierno y el de las asegurados, pero los diputados se decantaron el lunes por el del Viceministerio de Transporte. La discusión inició desde las 10:25 pm del jueves y finalizó casi a la 1:00 am de este viernes.

El Fonat entraría en vigencia 90 días después de su publicación en el diario oficial.