Presentan el plan equidad e igualdad para las mujeres

Es una política que implementarán entidades del Estado, para que no se discrimine a la mujer El presidente y su esposa pidieron a mujeres no invisibilizar más la violencia y denunciarla

El presidente Funes da su discurso luego de recibir el Plan Nacional de Igualdad y Equidad para las Mujeres Salvadoreñas. Le escuchan su esposa, Vanda Pignato, y la directora del Isdemu, Yanira Argueta. foto EDH / MAURICIO CÁCERES

El presidente Mauricio Funes recibió ayer el Plan Nacional de Igualdad y Equidad para las Mujeres Salvadoreñas (PNIEMS), con el que se busca garantizar los derechos de las mujeres y evitar su discriminación, prometió implementarlo en su gobierno y pidió que le exijan cumplirlo.

El documento fue elaborado por el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu) con insumos de distintos sectores feministas y fue entregado ayer oficialmente a Funes por la Secretaria de Inclusión Social y primera dama de la República, Vanda Pignato.

"Este plan es algo más que un conjunto de papeles, es una política viva que el gobierno está dispuesto a cumplir", prometió el mandatario en un acto al que, según cifras oficiales, acudieron además de invitados, unas 3,000 mujeres provenientes de organizaciones feministas del país.

Con la implementación de esta política se busca el desarrollo de las mujeres en siete áreas: autonomía económica, educación incluyente, cuidado y protección social, medio ambiente y gestión integral de riesgo, salud integral, vida libre de violencia contra las mujeres y participación ciudadana y política.

También incluye dos áreas transversales en la ejecución del plan, estas son: cultura de la igualdad y la información, estadísticas y presupuestos.

El plan será implementado por las instituciones del Estado y deberán permitir que la ciudadanía ejerza un control sobre su implementación. Para ello se deben crear el Sistema Nacional para la Igualdad Sustantiva y el Sistema de Monitoreo y Evaluación.

Pignato y Funes hicieron énfasis en que esta política ayudará a disminuir la violencia contra las mujeres. Ella pidió que "la violencia contra la mujer no se debe callar, venga de donde venga" y que hay que ponerle fin al machismo.

Pero hubo otra frase destacada en el discurso de Pignato: "Las mujeres ya no seguiremos de rodillas ni en silencio", dijo, arropada en varias partes de su intervención por el aplauso de las asistentes.

El mandatario, por su parte, resaltó que en su gobierno hay funcionarios que han sido despedidos por maltratos contra las mujeres y ayer les pidió a sus subalternos comprometerse con esta política.

Mientras que a las mujeres les pidió que le exijan a su gobierno que cumpla este plan y que sigan denunciando la violencia que sufren porque eso genera violencia social.

"Ustedes han logrado salir de la invisibilidad, se han quitado las amarras", dijo Funes, al tiempo que anunció más proyectos Ciudad Mujer en otros municipios, como parte de las acciones de su gobierno en favor de la mujer, la que, según dijo, ha pasado a ser algo "sagrado" en el país.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.