resumen noticias

Las víctimas de pólvora incrementan a 29, según Salud

Las autoridades temen que la cantidad de lesionados con pirotécnicos aumente considerablemente en los próximos días. Piden colaboración a los padres.

Lunes, 10 de Diciembre de 2012

El número de personas quemadas con productos pirotécnico subió a 29, dijo la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez.

Hasta la semana pasada, las autoridades reportaban 26 lesionados con pólvora. La mitad de ellos requirió tratamiento hospitalario.

Rodríguez comentó ayer que 23 de los afectados son niños y el resto, niñas. De los 29 casos, 18 pacientes proceden del área urbana.

La funcionaria añadió que se debe concienciar a la población sobre el problema. "Corremos el peligro de que esto se agudice", comentó.

La ministra dijo que deben hablar con los padres de familia sobre la situación y que ellos no están colaborando para evitar que los infantes se quemen.

"Desde el inicio estamos tratando de montar esa campaña lo más intensa posible en los hospitales, sobre todo en la red de servicios de salud", expresó la ministra.

Rodríguez cree que la cifra es mayor, porque solo tienen a disposición el número de los que consultan al sistema sanitario, pero hay otros que no lo hacen.

"Lo grave es eso, que estamos dejando que los niños se quemen", agregó la ministra.

El martes pasado, un niño de ocho años fue atendido en el Bloom con quemaduras graves en su mano derecha.

El pequeño perdió una parte del cuarto y quinto dedos de la mano derecha tras explotarle un cohete de vara.

Ayer se trató de conocer sobre la evolución de salud del paciente, el tratamiento que sigue y la atención de este tipo de casos, pero personal de Relaciones Públicas dijo que no había nadie que atendiera.

Agregaron que avisarían si algún doctor puede dar información hoy.

Las autoridades sostienen que no hay pólvora segura y lo mejor es evitarse de comprar estos productos.

Sin embargo, los niños se siguen lesionando con productos pirotécnicos como los silbadores, los cuales están legalmente prohibidos desde hace años.