Avalan ley contra usura que fija interés a créditos

La ley atribuye al BCR determinar y publicar la tasa máxima cada seis meses

Douglas Avilés, de CD; Enrique Valdés, de ARENA, y Antonio Echeverría, del FMLN, discuten sobre la temática durante la sesión plenaria de ayer.

Con 77 votos fue aprobada ayer la ley contra la usura con la cual los legisladores buscan prohibir y sancionar las prácticas usureras de personas naturales y jurídicas y proteger los derechos de propiedad y posesión de los ciudadanos.

Después de cuatro años de estar en estudio, el dictamen fue acordado ayer por unanimidad antes de ser votado ; sin embargo, el PDC no lo respaldó a la hora de su aprobación e incluso pidió al presidente de la República que lo vete cuando le llegue a sus manos como parte del proceso de ley.

La normativa regula las tasas de interés que deben cobrar todas las personas jurídicas o naturales sobre los créditos que otorgan, establece multas económicas a los que excedan el límite y obliga a todos los acreedores formales e informales a inscribirse y reportar cada seis meses las tasas que cobran al Banco Central de Reserva (BCR).

Esa autónoma fijará una tasa máxima a cobrar según el tipo de crédito, los cuales han quedado segmentados así: crédito de consumo para personas naturales, tarjetas de crédito, vivienda, empresa y microcrédito multidestino.

El BCR publicará cada semestre esa tasa máxima, la cual resultará sacando el promedio de las tasas que aplican todos los acreedores y el resultado será multiplicado por 1.6.

Sólo cuando se trate de un préstamo vía tarjeta de crédito se multiplicará por 1.5.

Las distintas bancadas celebraron ayer este acuerdo y coincidieron en que si bien la ley no es perfecta se logra de momento reducir el interés oneroso que, aseguran, están cobrando distintas personas e instituciones crediticias, algunos alcanzan casi el 200 %.

A partir de la vigencia de esta ley, estos acreedores deberán bajar el interés a los créditos futuros como a los actuales, aunque en este último caso se hará sobre el saldo.

Douglas Avilés, diputado del CD y presidente de la comisión financiera, aseguró que nadie podrá poner tasas antojadizas y que la ley permitirá bajar drásticamente las tasas de interés. Por ejemplo, dice que en los créditos de consumo cobran arriba del 150 % y bajarían a un 60 a 65 %.

Enrique Valdés, diputado de ARENA, explicó que ninguna institución financiera (bancos, montepíos, almacenes, prestamistas informales, etc.) pueden sobrepasar la tasa que defina el BCR y aclaró que no está regulando los intereses que existen en el mercado, sino que ponen un techo máximo según el tipo de crédito.

"No es posible que venga un actor y diga: yo voy a subir la tasa del 8 % al 80 %", aseguró.

Según Antonio Echeverría, del FMLN, esta ley es importante por la cantidad de créditos registrados, tanto que basados en datos de la Superintendencia del Sistema Financiero hasta julio hay unos 500 mil distribuidos en 250 mil personas, los cuales no incluyen casas de empeño, almacenes y financieras.

Quienes excedan la tasa máxima serán sancionados y tendrán un plazo de 10 días para retribuir al afectado lo cobrado adicionalmente, de lo contrario pagarán cinco veces el crédito original.

Edwin Zamora, de ARENA, aclara que esa multa será sobre el monto original, independientemente si el saldo vigente es mucho menor.

Los diputados tienen planeado que luego de que entre en vigencia esta nueva normativa estudiarán reformas al Código Penal para que la usura sea tipificada como un delito.

Esta ley entrará en vigencia una vez sea sancionada y publicada. Entonces, el BCR tendrá 30 días para emitir un reglamento para aplicarla.