Funes envía proyecto de ley para confiscar bienes ilícitos

En la propuesta enviada a la Asamblea pide que esos recursos pasen al Estado, al ramo de Justicia y Seguridad

La Fuerza Naval ha decomisado narcolanchas mayormente en el Golfo de Fonseca.

El Ejecutivo ha enviado a la Asamblea Legislativa su propia propuesta de "ley especial de pérdida de dominio sobre bienes de origen o destinación ilícita", con la que pretende afectar el patrimonio de delincuentes y estos pasen a favor del Estado, particularmente al ramo de Seguridad.

La propuesta, que fue conocida ayer por el pleno y pasó a a comisión, establece la confiscación de aquellos bienes que provengan de actividades relacionadas o conexas al lavado de dinero y activos al crimen organizado, pandillas, toda asociación de naturaleza criminal, terrorismo, tráfico de armas, trafico y trata de personas, delitos informáticos y todos los que generen beneficio económico.

La ley, que aplicaría a bienes (individuales o colectivos) cuyo valor sea mayor a $12,000, abarca aquellos patrimonios incrementados injustificados, así como los que han sido utilizados para ocultar, encubrir, incorporar bienes de ilícita procedencia o que han sido mezclados con bienes legales. También abarca los que sean declarados en abandono o no reclamados.

Además del procedimiento que se seguirá para la investigación y los requerimientos de estos bienes ante los tribunales, la propuesta gubernamental incluye la creación de estructuras en el Ministerio Público y Órgano Judicial.

Plantea los tribunales especializados en pérdida de dominio con sedes en San Salvador, Santa Ana y San Miguel, además de cámaras especializadas integradas por dos magistrados que se encargarían de conocer los recursos de apelación de todo el país.

Dentro de la Fiscalía General se crearía la unidad especializada y en la PNC se abriría una división para tal efecto.

Esta iniciativa obliga a los entes estatales a otorgar la información cuando se le requiera. Los entes jurídicos y naturales particulares también los obliga a reportar cualquier información relevante sobre la existencia de bienes cuyo origen y valor "se alejaren de los patrones habituales o convencionales de las transacciones del mismo genero". También elimina el secreto bancario, cambiario, bursátil, fiscal y tributario.

Una propuesta más

La propuesta del Ejecutivo llega meses después de que el gobierno de los EE.UU. urgiera a los países del hemisferio a impulsar las intervenciones telefónicas para investigar a organizaciones del narcotráfico y confiscar los bienes e inmuebles de los narcotraficantes como parte de la desarticulación de esas estructuras.

Si bien el tema de las intervenciones telefónicas ya está regulado, aún está pendiente el de las confiscación de los bienes de origen ilícito.

Antonio Almendáriz, presidente de la comisión de Seguridad y combate a la narcoactividad, dijo que no ha leído aún la propuesta gubernamental pero cree que esta responde a una opinión que le solicitaron al expediente que mantienen desde hace tres o cuatro años que busca la extinción de dominio de esos bienes. Dijo que dada la importancia de esa ley se ha planteado una comisión ad hoc para que aborde el tema.

Almendáriz, de CN, dijo que es importante reactivar la discusión de esa ley para combatir los delitos más fuertes como el lavado de dinero y la narcoactividad.

El diputado del FMLN, Benito Lara, dijo que tampoco ha leído la propuesta del Ejecutivo pero que sabe es similar al anteproyecto en estudio sobre la extinción de dominio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.