resumen noticias

Gobierno busca más dinero, vía impuestos

Cinco medidas propuestas por el Gobierno señalan la urgencia de captar más fondos

Katlen Urquilla politica@eldiariodehoy.com Viernes, 23 de Noviembre de 2012

La urgente falta de fondos en las arcas del Estado ha hecho que el Gobierno vea de dónde puede sacar más dinero que le ayude a suplir las múltiples carestías.

De las más recientes medidas que propone el Gobierno están cinco: el aumento de las multas de tránsito en elevadas proporciones, cuyo proyecto de reforma ya está en la Asamblea Legislativa para ser debatido. Por ejemplo, algunas de las alzas propuestas a las infracciones van de los $11.43 a los $250 y de los $57.14 hasta los $500.

Las autoridades han dicho que ese no es un nuevo impuesto sino una "contribución especial".

Además, el Gobierno ha planteado la creación de impuestos a las transferencias bancarias y bursátiles con la cual pretende recaudar entre $40 y $50 millones más anuales; sin embargo, la iniciativa aún no arriba formalmente al Congreso.

Ese proyecto plantea que se cobrará $0.25 centavos por cada cheque de $100 cobrado y sobre los depósitos o retiros mayores de $3,000; aparte de cobrar un impuesto cuando alguien haga un préstamo en el exterior y traiga ese dinero al país.

La otra idea del Ejecutivo para captar más fondos es cobrar un impuesto predial, el cual se aplicaría a los bienes inmuebles considerados suntuosos o de lujo como las casas de campo o montaña, ranchos de playa y otros de esa índole, con lo que espera hacer llegar unos $30 millones al Fisco.

También ha barajado la intención de eliminar las exenciones que otorga la Ley de Imprenta a los periódicos para recaudar unos $8 millones.

Aparte de esas medidas, Sertracen anunció en su página web nuevas tarifas para algunos trámites.

"Se informan nuevas tarifas: El Ministerio de Hacienda ha emitido nuevas tarifas por servicios registrales en el Registro Público de Vehículos, en Acuerdo Ejecutivo No 1325 de fecha 03/09/2012", dice en el sitio web.

Asimismo, el Gobierno envió a la Asamblea un proyecto para aplicar un nuevo impuesto en las tarjetas de circulación, según el tipo de vehículo, para modernizar la flota del sector transporte, pero aún no se aprueba.

Otra reciente disposición que sorprendió a los usuarios fue el aumento al precio de los pasaportes. La Dirección General de Migración y Extranjería informó en septiembre que el valor del pasaporte aumentará $13, es decir que de $12 pasó a costar $25 de un solo tajo. Con ello pretende recaudar casi $2 millones al año.

Hacienda ha admitido que con los nuevos impuestos que tiene en mente aplicar en 2013 busca recaudar $200 millones más al año.

Lo que sí ha remarcado el Gobierno, en boca del presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Carlos Acevedo, es que pagarán los que tienen mayor capacidad de hacerlo y, en esa categoría, afirma que está la clase media.

El funcionario ha dicho que esos estratos deben hacer un "sacrificio" extra para tributar más de lo que ya lo hace.

Impacto en capas medias

Al consultarle sobre esas medidas, Manuel Enrique Hinds, exministro de Hacienda y analista, opina que el Gobierno "está siguiendo una estrategia en revesada para resolver el problema fiscal" y que eso afecta a todos los sectores de la sociedad y en especial a las capas medias.

De hecho, el Banco Mundial (BM) reveló recientemente que en El Salvador las personas de clase media son menos del 20 %, lo cual mantiene al país, lejos del 30 % que ha alcanzado Latinoamérica en promedio.

Hinds insiste en que en vez de subir los impuestos el Gobierno debería bajar los gastos, porque en momentos en el que la economía no crece y hay poca inversión, subir impuestos "entrampa" al sector privado.

El exministro también destaca que implementar impuestos dispersos no es bueno. "Es mejor tener un buen impuesto bien puesto que un montón de pequeños impuestos, porque eso es carísimo para administrar, a Hacienda le consume un montón de recursos en cobrar los impuestos", indica.

Hinds señala que la deuda que tiene el país es cada vez más grande y mayor el desperdicio.

"Los malo es que la deuda se está adquiriendo para desperdiciar el dinero. Nos estamos endeudando sin ningún beneficio.", opina, porque no se ven las obras en las que se invierten los fondos.

Miguel Lacayo, exministro de Economía y analista, secunda que todos los impuestos se trasladan al consumidor. "Cualquier impuesto de cualquier índole al final se traduce en un incremento de precios sino inmediato, paulatino. La clase media en este momento está agobiada", remarca.

Con la propuesta de Ley a las transferencias bancarias dice que la idea es cargar a los bancos con los costos por el manejo de las deducciones, pero en realidad esos costos se le trasladarán a los consumidores porque la banca no los va a absorber.

Además apunta que esa medida encarecerá las remesas, el uso de las tarjetas de crédito, las importaciones y exportaciones, los préstamos para la mediana empresa y va a fomentar el uso del efectivo lo cual sería perjudicial en un país con alta criminalidad.

Lacayo sostiene que se han incrementado los ingresos que Hacienda está recibiendo pero "lo que pasa es que el gasto galopante y desordenado del Gobierno no dan abasto", dice.

Él no ve problema al incremento de las multas pero opina que esas las deben pagar los buseros. "Esa sería una fuente de ingresos enorme", opina.

Para Lacayo "hay un problema de ineficiencia e inequidad en la gestión del Estado" y eso hace que ahora no le alcancen los fondos para cubrir todas las necesidades y se vea en la urgencia de subir impuestos.

Asimismo remarca que el Gobierno ha reducido "dramáticamente" su nivel de inversión.

Por ello señala que todo eso ha hecho que las calificadoras de riesgo y organismos internacionales hayan bajado la calificación del país y que hayan incrementado el nivel de riesgo, lo cual resta credibilidad al país y encarece la deuda.

De hecho, la agencia de calificación de riesgo Fitch Ratings indicó recientemente que el alto endeudamiento de El Salvador que alcanza el 51 % del Producto Interno Bruto (PIB), limita su capacidad para enfrentar futuras crisis.