resumen noticias

El Salvador sin políticas ni esfuerzos unificados para enfrentar el cáncer

Hay esfuerzos públicos y privados para tratar y diagnosticar en etapas tempranas el cáncer de mama y del cuello del útero. Pero la atención de los pacientes no asegurados, con estos y otros tipos de cáncer, está repartida entre el Rosales y varias ONG que carecen de recursos suficientes

El Salvador sin políticas para enfrentar el cáncer

Hay esfuerzos públicos y privados para tratar y diagnosticar en etapas tempranas el cáncer de mama y cuello del útero. Pero no hay recursos sucientes para atender a los pacientes que no tienen seguro

Ver en Media Center >
Texto: Lilian Martínez Fotos: Mario Amaya / Lissette Monterrosa Sábado, 17 de Noviembre de 2012

Dramática. Así califica la situación que enfrentan las personas que reciben un diagnóstico de cáncer en el país el doctor Raúl Lara. Hace 37 años, él impulsó la creación del área de Oncología en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

Actualmente, como director médico del Centro Salvadoreño de Radiología (privado) cree necesario que no solo las autoridades de Salud, sino también las ONG y las fundaciones que atienden a pacientes con distintos tipos de cáncer, así como quienes han sido diagnosticados con esta enfermedad se unan para dar al país la política nacional contra el cáncer que la magnitud de este problema amerita.

El año pasado, 814 mujeres y 550 hombres fueron diagnosticados con algún tipo de cáncer por el departamento de Histopatología del hospital nacional Rosales.

Las cifras superaron por 110 casos las de 2010, cuando 515 hombres y 739 mujeres recibieron ese diagnóstico. Pero solo corresponden a los casos atendidos entre el hospital nacional Rosales y el Instituto del Cáncer de El Salvador, un centro administrado por la Liga Nacional del Cáncer, una fundación sin fines de lucro.

El Instituto Salvadoreño del Seguro Social atendió 1,906 casos de cáncer durante 2011. De estos, 291 fueron de mama; 142, de cuello del útero; 145, de próstata; y 287, de piel.

Aunque el Rosales, el Instituto del Cáncer y el ISSS tienen estadísticas de los casos de cáncer diagnosticados y atendidos, no hay un registro nacional de tumores. Pero, ante las estadísticas dispersas, Lara afirma: "Sabemos que hay alrededor de 270 casos nuevos por 100 mil habitantes cada año. Lo cual nos da, más o menos, 17 mil 500 casos nuevos por año". Según sus cálculos "están apareciendo dos tumores, dos cánceres, nuevos cada hora".

Esbozo de política

El representante de la OPS en El Salvador, José Ruales, explica que una política "son los acuerdos en los que la sociedad define cómo va a abordar un problema".

A veces, la política se expresan a través de una ley. En esos acuerdos hay tres momentos. Uno son las acciones de prevención. "Y, en el caso del cáncer, también de diagnóstico temprano", añade. Pues hay muchos tipos de cáncer que no son prevenibles o cuyas medidas de prevención pueden ser radicales. Tan radicales como el que una mujer con altas posibilidades de desarrollar cáncer de mama dedica someterse a una doble mastectomía.

Tal y como lo hizo Sharon Osbourne, juez del programa de la cadena NBC America's Got Talent y esposa del rockero Ozzy Osbourne.

El segundo punto que debe incluir una política es el manejo hospitalario. Esto, explica Ruales, se refiere a la atención quirúrgica y a la quimioterapia. En tercer lugar, está el cáncer que debe tratarse con radioterapia, con cobalto, y con aceleradores lineales.

En este nivel, están involucrados diversos servicios como los que brindan el Instituto del Cáncer de El Salvador (ICES), el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y los centros privados.

Ruales indica que, en lo que respecta a la prevención y al diagnóstico temprano, sí hay algunas decisiones que considera importantes. Una de ellas fue la aprobación de la Ley para el Control del Tabaco, "con todo y los problemas que todavía hay", matiza.

En lo referente al cáncer de cérvix, Ruales muestra una copia del Diario Oficial Número 149, Tomo 396, correspondiente al 15 de agosto pasado. En esa edición se publicó el Acuerdo Ejecutivo No 1181 que define la Política de Salud Sexual y Reproductiva.

En la introducción de este acuerdo se afirma: "Según GLOBOCAN 2008, en El Salvador, la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres es el de cérvix, la segunda el gástrico y en tercer lugar el cáncer de mama".

Luego, el documento señala que, según la FESAL 2008, 67 de cada 100 mujeres se someten a la toma de Papanicolaou, prueba necesaria para detectar el cáncer de cérvix de forma temprana. El acuerdo define una "Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva", según la cual, el gobierno "en coordinación con el Programa Ciudad Mujer" establecerá procedimientos de prevención del cáncer cérvico-uterino, de mama y de próstata. Nada se dice de los cánceres de piel, de estómago de ganglios linfáticos y de laringe.

Pero la política oficial podría quedarse corta, si se toma en cuenta las estadísticas del Instituto del Cáncer para 2011.

Estas muestran que los cinco cánceres más frecuentes en la mujer suelen ser: el de cuello del útero, el de mama, el de cuerpo del útero, el de piel y el de ganglios linfáticos. En el caso de los hombres, los cinco cánceres más frecuentes suelen ser: el de piel, el de estómago, el de ganglios linfáticos, el de próstata y el de laringe.

Ruales indica que tanto el diagnóstico precoz del cáncer de cérvix como el de mama han crecido. Al comparar los periodos de enero a mayo de 2011 y 2012, "la lectura de citología vaginal se incrementó en 17 %". Para el mismo periodo, las 3 mil 401 mamografías de tamizaje hechas en 2012 representan un incremento de 58 % respecto a las 820 hechas en 2011 en el sistema público de Salud. Estas se suman a las 4,226 mamografías diagnósticas hechas en 2011 y a las 4,580 de 2012. ¿Es suficiente?

Para Ruales, campañas de concientización sobre el cáncer de mama, como las que llevaron a cabo varias empresas en octubre, son "instrumentos de política". "La política pública no siempre es una política oficial", aclara.

En El Salvador, considera, la política oficial está expresada tanto en el Acuerdo Ejecutivo No 1181 como en el Acuerdo Ejecutivo No 126, publicado en el Diario Oficial el 17 de febrero de 2010.

Este instituye la Política Nacional de Salud 2002-2014, la cual establece como una de las funciones del Ministerio de Salud: "Garantizar el carácter universal, solidario y accesible de la atención a la salud del pueblo salvadoreño".

Pero del papel a los hechos hay trecho. La Liga Nacional Contra el Cáncer necesita reunir 700 mil dólares para renovar las fuentes de cobalto de las dos máquinas con que se atiende a los pacientes en el Instituto del Cáncer de El Salvador. En el área de oncología del hospital Rosales, hay noches en las que una sola enfermera tiene dificultades para atender a cuatro o cinco pacientes recién operados. Y, en la farmacia, no hay flutamida para el cáncer de próstata desde hace tres meses.