resumen noticias

Explosión por pólvora causa una víctima

Se presume que en la vivienda se fabricaban fulminantes, los cuales están prohibidos

Regina Miranda Mauricio Pineda Evelyn Chacón nacional@eldiariodehoy.com Miércoles, 14 de Noviembre de 2012

El Cuerpo de Bomberos reportó ayer por la tarde una explosión en una vivienda en la que se almacenaban productos pirotécnicos.

El hecho ocurrió a las 3:50 de la tarde en la comunidad El Modelo 3, en el kilómetro tres y medio de la carretera a Comalapa.

En el hecho resultó con quemaduras Mirta Lina Díaz, de 25 años, quien fue trasladada en una ambulancia de Fosalud hacia el Hospital Rosales.

A la escena llegó personal de la Policía Nacional Civil de la División de Armas y explosivos, pero no pudo ingresar a la vivienda ya que se encontraba con las puertas cerradas y con llave.

No obstante, algunos vecinos comentaron que la joven trabaja en un taller de pirotécnicos y que al parecer había decido llevar un poco del trabajo a su casa.

Los vecinos dijeron que, aparentemente, la mujer fabricaba fulminantes, los cuales están prohibidos por la ley.

Las autoridades policiales determinarán si en realidad la mala manipulación de la pólvora fue la causante de la explosión o fue intencional al arrojar hacia la vivienda un mortero para ocasionar el impacto.

El martes, Rigoberto Bonilla Moreno, de 50 años, resultó con quemaduras graves al estallar un taller clandestino, ubicado en Ciudad Delgado, en el que se producían productos pirotécnicos.

Recientemente, el subdirector general de Bomberos, José Joaquín Parada, declaró que, pese a que existe prohibición en la fabricación y comercialización de algunos pirotécnicos, se continúan ofreciendo y son comprados, sobre todo, por los niños.

"Hay mucha fabricación clandestina ilegal y son ellos los que producen el pirotécnico no permitido. Es ahí que se necesita una combinación de esfuerzo entre las municipalidades, policía y la ciudadanía", manifestó el mayor.

El Cuerpo de Bomberos solo tiene registradas legalmente seis empresas de fabricación de pirotécnicos a nivel nacional.

Pero esa cantidad es superada por las fábricas clandestinas localizadas en municipios de Ciudad Delgado, Cuscatancingo y Soyapango, en San Salvador.

Pese a que la ley prohíbe la fabricación y comercialización de productos como los fulminantes, silbadores, morteros, buscaniguas, chispas del diablo, cohete chino, misil chino y otros, las autoridades de Protección Civil y Bomberos exponen que han salido a la venta nuevos pirotécnicos con diversos nombres, pero con las mismas características de los prohibidos.