El TSE aprueba el voto residencial en todo el país

Acuerdo para acercar las urnas en 2014 en todo el país fue tomado el lunes por unanimidad

El vicepresidente Sánchez Cerén durante su participación en 2011 junto a la cúpula oficialista en el acto que realizaron frente a la Plaza Cívica en el centro de San Salvador. foto edh / archivo

El acercamiento de las urnas a escala nacional para las elecciones presidenciales de 2014 ya fue aprobado por los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Serán 77 nuevos municipios los que serán beneficiados con el sistema de voto residencial.

El magistrado Gilberto Canjura aseguró que el acuerdo fue tomado el lunes con los votos de los cinco magistrados, es decir, por unanimidad.

"Fue por consenso, estas cosas las tratamos de llevar por consenso, porque son tan importantes, porque si hay discrepancias se puede tomar (la decisión) por tres (votos), pero no es lo recomendable, queremos caminar bien y eso significa arribar a esto", aseveró el funcionario del TSE.

Se trata de incluir en el sistema de voto residencial todos aquellos municipios que no entraron en las pasadas elecciones del 11 de marzo donde se eligieron a los 84 diputados de la Asamblea Legislativa y a los 262 concejos municipales.

Por ejemplo, en las próximas elecciones, el TSE va incluir a todo del departamento de San Salvador y sus 19 municipios, a excepción de la capital, que ya tuvo voto residencial en los pasados comicios, y El Paisnal, que desde el 2006 ya gozó de ese beneficio.

El departamento de La Libertad, que en el 2012 tuvo solo a los municipios de Santa Tecla y Nuevo Cuscatlán como beneficiarios de ese proyecto, también será sumada a ese esfuerzo en su totalidad. En total serán los 22 municipios de ese departamento.

A excepción de Turín, que desde las elecciones de 2006 contó con voto residencial, toda la zona occidental tendrá acercamiento de urnas en los próximos comicios; es decir, habrá en los 13 municipios que tiene Santa Ana, en los 16 de Sonsonate y en los 11 que faltaban en Ahuachapán.

Aunque en términos de porcentaje lo que resta de implementar ese sistema de votación representa el 31% del territorio nacional, en términos de población es muy importante porque se trata de departamentos y municipios que cuentan con altas concentraciones de habitantes, apuntó el magistrado suplente por el partido ARENA, Douglas Alas.

"Hoy, a diferencia de los departamentos anteriores, si bien son cuatro y medio con San Salvador, son los más densamente poblados; entonces, van a haber centros de votación más atomizados; o sea, habrá centros de votación casi en la misma cantidad que en el resto de departamentos", manifestó el suplente del magistrado Walter Araujo, quien además confirmó que la decisión fue unánime.

En efecto, Canjura mencionó que en San Salvador entrarán municipios populosos como Soyapango, Mejicanos, Ciudad Delgado, San Martín, Ilopango, San Marcos, Apopa, Tonacatepeque y Ayutuxtepeque, entre otros.

El magistrado Canjura aseguró que todo el "el plan para la ejecución del voto residencial en El Salvador", a escala nacional, cuesta $11,778,399.

De eso se utilizaron para ese proyecto en las pasadas elecciones del 11 de marzo de 2012, $7,164,840. En ese sentido, afirmó que lo que costará llevar ese sistema de votación a lo que resta del país son $4,613,588, que es el remanente del presupuesto total aprobado por el organismo electoral el 28 de septiembre de 2010.

Canjura aseveró que como organismo colegiado les llevó meses aterrizar en la aprobación de esta fase, pues hubo diversas propuestas que surgieron de los mismos magistrados. Añadió que para la ejecución de esta nueva fase de voto residencial se crearon tres comisiones: la técnica, la de seguimiento y la financiera, que ya iniciaron sus respectivos trabajos.

Por su parte, Douglas Alas dijo que ahora viene la fase de visitas de campo para ver los lugares e inmuebles que podrán ser utilizados para el voto residencial.

"El plan comprende de enero a septiembre (2013) con sus diferentes etapas: primero visitar las alcaldías para la creación de los sectores, ubicar los centros de votación que serán habilitadas para votar, posteriormente se hace el mapeo", explicó Alas.

Agregó que una vez hecho el mapeo de lugares y centros de votación los datos serán subidos en la página web del TSE para que los habitantes de los municipios que contarán con urnas cercanas puedan verificarlas y hacer las observaciones del caso para hacer los cambios, si son pertinentes, es decir, una especie de consulta ciudadana para que la población dé su visto bueno a los centros de votación que se han seleccionado para ese efecto.

El magistrado Gilberto Canjura estimó que se hace necesario crear una unidad de voto residencial dentro del TSE que se encargue de evaluar periódicamente el movimiento de ciudadanos y votantes para ir actualizando los datos en cada contienda electoral, pero apuntó que eso significa más costos para la institución.

Por acuerdo de los magistrados del TSE, las votaciones presidenciales serán el 2 de febrero de 2014. Si hay necesidad de una segunda vuelta, las votaciones para el desempate se harán, a más tardar, 30 días después de haber declarado el TSE firme los resultados de la primera votación, tal como lo manda la Ley Electoral, explicó Canjura.

Presupuesto 2014 en diciembre

El magistrado Gilberto Canjura aseguró que como organismo electoral ya está preparando el Plan General de Elecciones 2014, incluido el presupuesto, para presentarlo en una semanas a la Asamblea Legislativa.

"El presupuesto lo estaremos presentando para la primera semana de diciembre, así está proyectado, a cuánto estamos ahorita, terminando octubre y solo nos queda un mes", manifestó el funcionario del TSE.

Aseguró que aunque no es algo que está oficializado, el monto para las elecciones presidenciales 2014 está calculado en aproximadamente $40 millones, pues se ha tomado en cuenta que pueda haber una segunda vuelta. Si acaso no hay necesidad de segunda vuelta, pues el dinero se devuelve al Estado, aclaró el magistrado.

Además dijo que en ese presupuesto general 2014 está incluido el voto residencial y el voto en el exterior, proyecto prometido e impulsado por el presidente de la República, Mauricio Funes.

Para este último proyecto, las autoridades gubernamentales han estimado su costo en unos $26 millones.

Pero de esto último, aclaró Canjura, al organismo electoral solo le destinarán 6 millones de dólares.

Lo que sí consideró importante el funcionario del TSE, es tener una normativa que regule cómo será el voto en el exterior, y eso está en manos de los legisladores.

Canjura no solo urgió a los diputados a que aprueben lo más pronto posible la ley que dé vida el voto en el extranjero, sino que consideró importante que los llamen a ellos como magistrados del TSE, antes de aprobarla.

"Por qué tienen que contar con nosotros, porque nosotros tenemos el Plagel, que es el plan para desarrollar las elecciones, es una calendarización de actividades... ellos (diputados) tienen que respetar los plazos nuestros", expresó el funcionario.

Argumentó que el voto de los salvadoreños que viven en el extranjero (por medio de correo) es antes de las elecciones en nuestro país, por lo que es necesario que la normativa esté aprobada, si es posible, este año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.