El Psiquiátrico cambia de director tras varias quejas

El psiquiatra Arturo Carranza está al frente del hospital

En el hospital nacional Psiquiátrico, en Soyapango, hay tres sindicatos. Foto EDH / Archivo

A raíz del descontento del personal médico y de enfermería con la anterior administración, el doctor Arturo Carranza asumió ayer el cargo de director del hospital nacional Psiquiátrico.

Hace 15 días, Walter Lara puso su renuncia de carácter irrevocable, confirmó Julio Robles Ticas, director General de Hospitales.

Entre los trabajadores del establecimiento corrió la noticia de la salida de Lara hace unos días, pero entonces el Ministerio de Salud (Minsal) no quiso informar al respecto.

"Sí, (la renuncia) la puso hace como 15 días, por ciertas divergencias que había con los sindicatos y las enfermeras. Había un panorama que no le agradó al doctor; entonces, decidió poner su renuncia", comentó Robles Ticas.

Carranza era el subdirector del establecimiento. Es médico psiquiatra, catedrático y recibió entrenamiento en gestión hospitalaria en España

Las autoridades de Salud esperan que pueda establecer buenas relaciones con el personal. "Es una persona muy dialogadora, creo que eso es lo que necesita el hospital Psiquiátrico para mejorar las relaciones", dijo Robles Ticas.

Lara es el tercero que deja el cargo de director del Psiquiátrico en la actual gestión gubernamental.

El director de Hospitales cree que Lara hizo un trabajo aceptable dentro del establecimiento y trató de coordinar con todos los sectores. "Tal vez faltó el equilibrio de tener una buena relación con todos", acotó Robles Ticas.

Psiquiatras y enfermeras han enviado varias cartas a la ministra de Salud en las cuales detallan una serie de problemas que, según ellos, afectan a la institución.

Según los especialistas, la dirección otorgó varios privilegios a los miembros de los sindicatos, algo que iba en menoscabo de la atención brindada a los pacientes.

Aseguran que los servicios hospitalarios y el área de la Emergencia tienen pocos ayudantes de enfermería.

Además, los sindicalistas se han tomado tres áreas del hospital para instalar sus locales: el pabellón de Observación, un área de la Emergencias y el parqueo.

En una carta enviada a la ministra de Salud, los médicos denuncian que un sindicato destruyó el antiguo cafetín, taló árboles, expulsó al vigilante de la caseta y usurpó parte del parqueo para edificar el local.

En agosto, el director del hospital de Zacatecoluca también dejó su cargo tras una serie de problemas con un grupo de trabajadores. En abril, renunció el director del hospital Zacamil.

El sindicatos de trabajadores y el de médicos del Rosales también han pedido la destitución del director, Mauricio Ventura, pero Robles Ticas aseguró que ha sido "bien evaluado".

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.