resumen noticias

Baja cobertura de 3ª dosis de la vacuna contra el neumococo

Autoridades de Salud llaman a los padres de familia a completar el esquema para asegurar una buena protección de los niños contra la bacteria

Viernes, 14 de Septiembre de 2012

Una buena parte de los menores de dos años se queda sin completar su esquema de vacunación contra el neumococo, una bacteria que produce neumonía, sepsis y meningitis grave.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, en 2011 la cobertura de inmunización en la tercera dosis llega al 60 por ciento, es decir, cuatro de cada 10 niños quedan sin la protección completa.

La aplicación inició en 2009 en niños de alto riesgo y a mitad del 2010 a todos los que nacieron ese año.

Eduardo Suárez Castaneda, director de Enfermedades Infecciosas, manifestó que existe una buena cobertura con la segunda dosis, pues es del 97.7 por ciento, mientras que la cobertura de la primera dosis es del 91.9 por ciento.

Sin embargo, Suárez Castaneda considera necesario que los niños completen el esquema. "Tenemos muy buena cobertura en la primera y segunda dosis, no así en la tercera. Con la tercera dosis necesitamos vacunar más, necesitamos que la población acuda más con sus niños para que tengan un esquema adecuado", advirtió.

El infectólogo explicó que el infante que no recibe la tercera dosis no desarrolla una respuesta inmunológica suficiente como para evitar las enfermedades y por ello las defensas duran menos.

En 2010, apenas el 0.2 por ciento de los menores recibió la tercera dosis (249 niños). Esta debe ser aplicada a partir del año de edad. Ese mismo año hubo una cobertura del 68.8 por ciento para la segunda dosis.

El director de Enfermedades Infecciosas cree que la población está acostumbrada a llevar a sus hijos menores de un año a sus controles, pero insiste en que no es suficiente con la inmunización en el primer año de vida.

La zona occidental es donde más vacunas se aplican. Mientras que en el área metropolitana de San Salvador sucede lo contrario. ¿La razón? El infectólogo responde: "Son las mismas quejas de que, muchas veces, las personas no están en sus casas, que hay áreas de riesgo social en donde a los equipos de salud les cuesta entrar. Esto hace que la cobertura de vacunación en el AMSS, principalmente en el oriente de San Salvador (Ilopango y Soyapango), sea un poco más difícil de cubrir".

Una investigación desarrollada en el Hospital Bloom detalla que el número de pacientes graves con neumonía, meningitis y sepsis por neumococo se redujo a partir de que se empezó a inmunizar a los infantes contra la bacteria. El neumococo es el principal causante de este tipo de enfermedades. En 2008 fueron atendidos 19 niños con una infección invasiva, es decir, que se propaga rápidamente en el cuerpo. La cifra bajó a 14 en 2010 y a nueve en 2011.

Los fallecidos por esta causa también son cada vez menos. Hubo ocho en 2008, cuatro en 2010 y uno en 2011. "Antes de la vacuna se tienen enfermos con más riesgo de muerte; con la vacuna disminuye la mortalidad a la mitad", agregó Suárez Castaneda.

Un estudio elaborado en el Bloom y presentado a finales de 2011 en Australia detalla que el 20 por ciento de los pacientes con neumonía muere. Para esa indagación se revisaron 128 expedientes de pacientes atendidos entre 2006 y 2009. El estudio agrega que entre el 40 y el 60 por ciento de pacientes con meningitis murió. Cuando se desarrolló la investigación, la vacuna contra esta sólo se aplicaba en consulta privada.