Algas provocan cambio de color en lago Coatepeque

b Pobladores explicaron que es un fenómeno que ocurre cada cierto tiempo y que el cráter del volcán de Santa Ana también se encuentra en el mismo estado

Las personas se muestran extrañadas por la tonalidad actual del agua. foto EDH / fernando ruíz

SANTA ANA. El lago de Coatepeque es una de los principales atractivos del occidente del país, pero desde el domingo anterior éste ha aumentado debido a que la tonalidad de su agua se tornó de color verde turquesa.

Aunque los pobladores explicaron que este fenómeno ocurre cada cierto tiempo, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn) inició ayer una serie de análisis para determinar la causa del cambio de color.

La viceministra de esta cartera de Estado, Lina Pohl, no quiso afirmar la causa hasta esperar los resultados de los estudios, que estarán listos hasta mediados de la próxima semana.

Sin embargo, adelantó que podría ser las algas las que generaron el cambio de tonalidad de este cuerpo de agua.

"Este tipo de situaciones se da cuando hay lluvias, se arrastra material orgánico y hay viento. Si esas condiciones se generan, los lagos y lagunas suelen ser frágiles para que existan estas condiciones (cambio de color)", expresó Pohl durante su visita al lugar.

La única restricción que se dio ayer fue no ingerir agua de este sitio hasta determinar las causas de una forma técnica.

Pese a eso, los pescadores podrán continuar realizando su trabajo.

El análisis fue realizado por un vulcanólogo, un biólogo encargado de esos humedales, un hidrólogo y un especialista químico.

Las tomas de muestra tardaron todo el día, ya que lo hicieron en el centro del espejo de agua y en aquellos puntos que presentaba mayor presencia de asentamientos humanos.

No es primera vez

Pohl expresó que ya en 2006 el lago de Coatepeque presentó la misma tonalidad, cuando se dieron las mismas condiciones.

En ese entonces se sumaron vientos nortes que lo que hicieron fue "acelerar el proceso y se generó esta floración de algas. Las mismas condiciones estamos encontrando ahora, pero no queremos adelantarnos, queremos verificarlo", dijo la funcionaria.

Los pobladores confirmaron esa situación.

Carlos Orellana aseguró que tiene 52 años y que durante ese tiempo ha visto en tres ocasiones que el lago cambia de color.

Agregó que el agua del lugar siempre se ha utilizado, a pesar de su condición en esas oportunidades. Sin embargo, tras la recomendación de Medio Ambiente dijo que la tendrán que acatar para evitar alguna consecuencia.

"Acá hay pozos de agua dulce. Esos vamos a tener que usar", expresó el residente del caserío Vuelta de Oro, cantón Potreríos de la Laguna, de El Congo.

Los pobladores vinculan el cambio de color por la supuesta relación que hay entre el lago de Coatepeque y el volcán de Santa Ana. Incluso hablan de procesos de erupción.

Pero Pohl expresó que los volcanes del país no presentan ninguna actividad.

"Desde el punto de vista vulcanológico, el oleaje remueve el sedimento del fondo y éste tiene ciertos contenidos de azufre. Esta solución de azufre en el cuerpo de agua hace cambiar el color", dijo el vulcanólogo de Medio Ambiente, Demetrio Escobar.

Agregó que el color del lago volverá a su estado natural cuando el azufre "se precipite" (baje de nivel).

El lago de Coatepeque es de origen volcánico y está situado a 18 kilómetros al sur de Santa Ana.

Tiene una altitud de 745 metros sobre el nivel del mar y una superficie de 25.3 kilómetros cuadrados, de acuerdo con datos de Medio Ambiente.

Su profundidad es de 115 metros y posee una isla llamada la del Cerro o Teopán.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.