Causa de 11 muertes sigue bajo estudio de experto de OPS

La incidencia anormal se identificó a inicios de 2011. Especialistas del Rosales esperan respuesta de Salud

Hace más de un año, los especialistas del Rosales reportaron al Ministerio de Salud (Minsal) el aparecimiento de casos de una enfermedad poco común: histiofagocitosis. A estas alturas, cuando ya murieron 11 de los 37 pacientes con ese diagnóstico, aún se desconoce qué ha provocado los casos.

La histiofagocitosis es un proceso en el que la célula llamada histiocito, cuya función es defender el cuerpo, se descontrola y comienza a destruir las células de la médula. Si las personas no se tratan a tiempo fallecen. "Siguen viniendo pacientes y no tenemos idea de qué es lo que sucede", comentó el jefe del Servicio de Hematooncología, Héctor Valencia.

Los afectados son jóvenes, personas sanas que llegan con fiebres intensas, diarrea, las plaquetas, los glóbulos rojos y los glóbulos blancos bajos, y con el bazo y el hígado crecidos. Los diagnósticos son confirmados mediante un aspirado de la médula ósea, entre otros estudios.

Valencia considera que las autoridades no le han prestado la atención que requiere este problema. "Nosotros somos parte de la red pública, somos el único servicio de Hematooncología que existe. Nosotros no hacemos denuncias, nosotros notificamos al ministerio que existe la enfermedad".

Él lamenta que los pacientes mueran. Afortunadamente este año la incidencia ha sido menor que la del 2011.

"Parece que no reconocen lo que nosotros hacemos. Entiendo que el diagnóstico es difícil, pero por la misma razón los pocos que pueden hacer el diagnóstico en El Salvador somos nosotros. Entonces ¿de dónde sacan ellos el personal que va a a verificar si la enfermedad existe?", acotó el especialista.

Miguel Aragón, asesor de Vigilancia de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), manifestó que el Minsal reportó el aparecimiento inusual de la enfermedad mediante el Reglamento Sanitario Internacional. Entre ambos se acordó un apoyo técnico para indagar qué sucede.

Aragón dijo que el año pasado Salud conformó una comisión. Ellos hicieron una investigación con algunos expedientes, pero no pudieron realizar una conclusión exacta, porque los expedientes no contenían la información completa y no hubo accesos a las laminillas del aspirado de médula ósea.

La OPS, con sede en Washington, identificó a un experto del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico de Madrid, a quien se le envió el informe del equipo del Minsal. "Dijo que no era suficiente porque los expedientes no están completos, que era necesario revisar las laminillas del aspirado de médula ósea y dio algunas recomendaciones", agregó Aragón. El asesor de OPS indicó que si no se tienen bien definidos los criterios se puede dar el riesgo de sobrediagnosticar una enfermedad. El experto espera las laminillas y otros datos para emitir una conclusión. Aragón comentó que el objetivo es tener el diagnóstico correcto, determinar cómo se manejarán los casos y qué lo causa. Reiteró que quieren una segunda opinión "no porque se tengan dudas, sino porque lo que se encontró en los expedientes no está completo". En 2010, el Rosales reportó dos casos de histiofagocitosis, el año pasado 26 y este año 10, según registros de OPS.