PNC retiene a diputado Samayoa por supuesta paliza a su esposa

Legislador, a través de su partido Gana, niega acusaciones. Fiscalía pidió a un Juzgado de Paz que le otorgue medidas de protección a esposa El legislador del partido Gana es acusado por la Policía de haber golpeado a su esposa

El diputado Rodrigo Samayoa es acompañado de su esposa Mireya en la sesión solemne del 11 de mayo cuando asumió la nueva legislatura. Foto EDH / Archivo

El diputado del partido Gana, Rodrigo Samayoa Rivas, fue retenido la madrugada de ayer por la Policía, acusado de haber golpeado a su esposa Mireya de Samayoa, tras una supuesta acalorada discusión en su residencia situada en la urbanización Bosques de Santa Teresa, de Santa Tecla, La Libertad.

Pero a través de un comunicado emitido por su partido, el legislador niega que haya agredido a su esposa.

Cuatro horas después y como dicta la ley, Samayoa fue entregado al presidente del Órgano Legislativo, Sigfrido Reyes, para que sea esta instancia del Estado la que, a petición de la Fiscalía General, lo lleve a un antejuicio para determinar si le quita el fuero constitucional para que sea juzgado en un tribunal común.

Un oficial de la Policía informó que Samayoa, en aparente estado de ebriedad, habría golpeado a su esposa a eso de la 2:00 de la madrugada. La ofendida llamó a sus familiares y estos pusieron la denuncia al sistema de emergencias 911, explicó el agente.

Al llegar a la residencia del diputado, los agentes dicen haber constatado que la señora tenía golpes en el rostro y en las piernas por lo que fue arrestado en flagrancia bajo cargos de agresión y lesiones.

No obstante, otras fuentes de la Policía aseguraron que antes de que llegaran los agentes a la casa, Samayoa habría escapado en su vehículo, pero que minutos después lo interceptaron en un retén policial que había sido colocado en el sector de Santa Elena, Antiguo Cuscatlán.

Fuentes de la Policía aseguraron que al practicarle la prueba de alcotest, el resultado reveló que el diputado había consumido alcohol.

Samayoa fue llevado a la delegación de la Policía en Santa Tecla, donde permaneció hasta a las 6:00 de la mañana, hora en la que lo entregaron al presidente de la Asamblea Sigfrido Reyes.

Mediante un comunicado, el partido Gana calificó de "mal procedimiento" el realizado por la Policía al llegar al hogar de Samayoa, porque supuestamente le violentó sus derechos. A su vez respaldó la "honorabilidad" de Samayoa, duda de la veracidad de los hechos y pide a la prensa informar sobre el caso, de manera objetiva y con base legal a fin de no dañar la imagen del legislador.

Asamblea confirma caso

Ayer también se pronunció de manera oficial la Asamblea Legislativa sobre el caso. En un escueto comunicado, confirmó que la Policía le entregó al diputado Samayoa a Sigfrido Reyes por "la comisión de un supuesto delito".

Y recalca el comunicado que "en estricto apego a la Constitución y al Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa, Samayoa fue recibido en el Palacio Legislativo para dar continuidad y respuesta al proceso correspondiente".

Señala el comunicado que la Asamblea "en cumplimiento de su política de Transparencia, informará oportunamente sobre el desarrollo de este proceso".

Algunos directivos criticaron la conducta de Samayoa y otros pidieron investigar a fondo. (Vea nota en aparte).

Hasta ayer no se sabía en dónde se encontraba Samayoa. Trascendió que había sido internado en su clínica particular situada en la colonia Escalón, pero ésta permanecía cerrada. No se pudo tener su versión de los hechos.

FGR espera examen

Fuentes de la Fiscalía General confirmaron que la esposa de Samayoa puso la denuncia en la oficina fiscal de Santa Tecla, de donde la enviaron al Instituto de Medicina Legal para que le hicieran chequeo.

La Policía confirmó que la esposa del diputado había regresado a su residencia, luego de que le realizaran ese examen que determinará la gravedad de los golpes.

El fiscal de turno pidió a un juzgado de Paz de Santa Tecla medidas de protección para De Samayoa con las que el diputado no podría acercársele.

En caso de que le quitaran la inmunidad al diputado, la Fiscalía podría promover un proceso judicial ante una Cámara de Segunda Instancia por violencia intrafamiliar o por lesiones graves, según los resultados del examen forense.

Ayer tras conocerse el hecho, provocó múltiples reacciones en las redes sociales, Facebook y Twitter, en las que reprocharon el supuesto actuar del político.

Esta no es la primera vez que un legislador se mete en líos. En 2000, Francisco Merino, quien era jefe de fracción del PCN, hirió a una policía mientras disparaba al aire en estado de ebriedad. Concilió y no se le procesó.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.