Tratarán de no afectar circulación en bulevar del Ejército con Sitramss

La institución ya recibió el informe sobre cómo manejar el tráfico en el bulevar del Ejército durante la construcción.

Generalmente, los embotellamientos son comunes en todos los carriles, sobre todo, en horas pico. Foto EDH/ Archivo

La implementación del Sistema de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) supone afectar el tráfico vehicular cuando se encuentre en su etapa de construcción, sobre todo, en el bulevar del Ejército.

Sin embargo, el ministro de Obras Públicas (MOP), Gerson Martínez, aseguró que están procurando mantener el tráfico vehicular en los seis carriles con los que cuenta la arteria, trabajando en el arriate central.

Martínez recibió anteayer el informe de los consultores internacionales sobre cómo mantener el tráfico en todos los carriles.

"Si ellos logran mantener habilitados los seis carriles, implicará modificar el arriate central durante la etapa constructiva", dijo.

De acuerdo con el funcionario público, en el sector del bulevar del Ejército se necesitará una ingeniería y gestión de tráfico muy avanzada para no complicar aún más el tránsito de los vehículos, que de por sí es pesado. "Lo que nos presentaron (los consultores) ayer (miércoles) es bastante consistente" para mantener, en la medida de lo posible, la fluidez del tráfico, afirmó el ministro.

La construcción del Sitramss, en su primera etapa, partirá desde el centro comercial Plaza Mundo, en Soyapango, atravesará el bulevar del Ejército, para entrar a la capital por la alameda Juan Pablo II, y llegar hasta la 33a. Avenida Norte.

Gerson Martínez explicó que el plan de trabajo para el control del tráfico vehicular pretende no generar un caos, así como sucedió cuando se implementó en Chile una obra similar: "No queremos que haya un embotellamiento en la zona". Aseguró que "se han tomado todas las medidas" para impedirlo.