Salud espera que el nuevo hospital de Maternidad esté listo en 20 meses

El actual inmueble resultó dañado con los terremotos de 2001

Los trabajos de terracería del nuevo hospital de Maternidad arrancaron ayer, tras dos años y tres meses de que el Presidente de la República, Mauricio Funes y la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, pusieron la primera piedra como símbolo del inicio de las obras del establecimiento sanitario.

"No puedo ocultar la alegría y satisfacción de estar con ustedes para hacer este anuncio tan esperado, por dos años de trabajo", comentó Rodríguez.

La edificación del inmueble está dividido en tres fases, la primera comprende la demolición de la infraestructura y tala de árboles, esta durará 45 días.

Le sigue la construcción de la consulta externa que empezará en 30 días, quedará n pendientes las obras de hospitalización, pero estiman que en 60 días arrancará el trabajo.

El nuevo hospital se edificará en la Quinta María Luisa, Barrio Santa Anita, en San Salvador.

El proceso para iniciar la edificación ha sido largo, en el marco de los primeros cien días de gestión, las autoridades pusieron la primera piedra, pero no disponían de los fondos.

Según al cronograma, si no hay inconvenientes, en dos años se abrirán las puertas del nuevo centro materno.

"A propósito de la caricatura de El Diario de Hoy, sí es un embarazo un poquito prolongado, pero yo espero que el producto sea sano", comentó la funcionaria, al referirse al tiempo que se llevaron para dar la orden de inicio.

Maternidad es uno de los siete hospitales dañados por los terremotos de 2001 y el único pendiente de reconstrucción.

Para este inmueble, la nueva administración gestionó otro prestamos por $41 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Fue en mayo del 2010 que la Asamblea Legislativa aprobó el crédito.

Un mes después inició el proceso de licitación de la terracería, construcción de obras, supervisión externa y adquisición de equipo.

En junio se declaró desiertas las licitaciones de las obras y supervisión.

El Minsal inició una nueva licitación.

Cecilia de Morán, directora de Desarrollo de Infraestructura Sanitaria, manifestó que el costo aproximado de la terracería es de $969,857; de la obra II es $7.3 millones; de obra I $28.8 millones y la supervisión $1.7 millones.

La construcción de la consulta externa y obras exteriores tardarán 14 meses.

La otra semana abrirán el sobre de la ofertas para la edificación del área de hospitalización, comentó de Morán.

Aseguró que tienen los permisos necesarios de la alcaldía de San Salvador.

Salud poseía una deuda con la alcaldía capitalina, esta será solventada por el Gobierno central.

"Quisiera pensar que algunos de los obstáculos han aparecido porque así son nuestros trámites burocráticos, pero por ratos he pensado que había mucha gente que no quería que se hiciera este hospital", dijo Rodríguez.

El concejo capitalino modificó una ordenanza para declarar la edificación como una obra de interés social y reducir el monto que Salud debía pagar en concepto de impuestos y tasas.

Margarita Posada, del Foro Nacional de Salud, a la vez que aduló el trabajo de esta gestión criticó al anterior administración y al actual alcalde de San Salvador.

"Es irónico que la alcaldía del mismo partido que perdió los fondos (para edificar el hospital) haya planteado que Maternidad no era una obra de interés social", declaró Posada.

El nuevo inmueble permitirá dar una mejor atención a las embarazadas y recién nacidos.

Roberto Sánchez Ochoa, director del establecimiento, expresó que el 25 por ciento del edificio donde funcionan actualmente está inhabilitado desde los terremotos, eso provoca saturación en algunas áreas.

El Servicio de Neonatos es una de las zonas más afectadas, el índice de ocupación ha llegado en algunas ocasiones hasta un 256 por ciento.

"Aunque usted me llegue a regalar una cuna no tengo donde ponerla, no puedo crecer para los lados ni para arriba, eso es un problema serio " comentó Sánchez Ochoa.

En el nuevo edificio tendrán 399 camas, 150 de ellas serán cunas, 31 consultorios médicos, cinco salas de parto, diez quirófanos, tres salas de máxima urgencia, entre otros.

Rodríguez expresó que la apuesta es reducir la mortalidad materna, no solo dotándolo de infraestructura sino de personal especializado que atienda las 24 horas en Maternidad y en 15 centros más.

" No es justo que sí el parto ocurrió en la tarde o noche no tenga el mismo tipo de atención que tienen en la mañana y particularmente aquellos embarazos que llegaban a Maternidad y requieren un cuidado especial", añadió Rodríguez.

En el año, en el país se registran 52 muertes maternas, de ellas 16 han sido en Maternidad.