Empleada en litigio laboral con el ISSS, a causa de su salud

Doctora presentó una demanda contra las autoridades por negligencia y desatención a su caso

Yolanda Lemus de Cabañas es una mujer que lidia con varias enfermedades desde hace varios años. Padece hipotiroidismo, asma grado cuatro, insuficiencia renal y recientemente le detectaron problemas cardíacos.

Ella es médico, trabaja desde 1989 en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y desde 2003 da consulta en la Unidad Médica Atlacatl.

Desde hace algún tiempo, la profesional, de estatura baja, delgada y visiblemente afectada, inició un proceso en la misma institución para que le proporcionaran una incapacidad larga que le permita recuperarse o una pensión total por invalidez.

Con el paso de las semanas, su la salud ha empeorado, pero las incapacidades que reciben generalmente no pasan de una o dos semanas, un tiempo que a su juicio no le permite recuperarse.

Debido a las crisis de asma, le colocan esteroides, pero su uso le produce inflamación muscular; camina con un bastón y sus brazos están llenos de moretes.

En una oportunidad, uno de los especialistas le indicó el uso de una andadera en lugar de incapacidad, pero se le dificultaba laborar con ella.

Hace tres semanas, aproximadamente, consultó con un cardiólogo, le encontraron un problema en el corazón, un orificio que evita la correcta circulación de la sangre, un aneurisma intrauricular y la predisposición a formar coágulos de sangre que pueden ocasionar un derrame cerebral o dañar sus pulmones.

El problema es que no le pueden dar medicamentos para que la sangre se le diluya ni operarla porque uno de los materiales le afectaría aún más su riñones y tendrá que iniciar la terapia sustitutiva.

Continuar laborando en ese estado es un riesgo para ella ya que al estar expuesta a pacientes con diversos virus le puede agravar el problema del asma, además presenta riesgo que le de un infarto cerebrovascular, comentó Lemus.

Ante esta situación buscó que el ISSS le diera una alternativa, asistió al área de médico de trabajo para que la evaluaran y le dieran una incapacidad larga o tramitar una pensión por invalidez, pero se la rechazaron, comentó.

Lemus dijo que el doctor la mandó a evaluación del cardiólogo y no quiso realizarle el análisis integral de sus enfermedades para determinar el riesgo que enfrenta.

"Tengo un riesgo ocupacional bien grande, al estar yendo al ISSS, al encontrarme con pacientes con gripe y yo con las defensas bien bajas y yo con tanta patología; ahí están todos los exámenes que me respaldan", acotó.

"Lo recomendado es la valoración completa por cardiología... o prórroga de incapacidad hasta que se tramite pensión según se considere necesario. No procede reubicación laboral", se lee en el informe del médico de trabajo.

El 3 de octubre, la doctora envió una nota al director del ISSS, Leonel Flores, en el que le solicita una audiencia para que le resuelvan, al considerar que la situación que vive es delicada.

Este relato está incorporado en una denuncia ante la Procuraduría de la Defensa para los Derechos Humanos interpuesta el 6 de este mes, en momentos EN que la derechohabiente y empleada estaba desesperada.

Lemus agregó que después de enviar la nota al director del ISSS, Flores se puso en contacto con ella para expresarle el apoyo de la autónoma.

Se solicitó una versión al ISSS sobre la denuncia, mediante correo electrónico a través de la unidad de Comunicaciones, las autoridades del ISSS enviaron un comunicado: "ISSS aclara caso de la Dra. Yolanda Lemus".

En él detallan que lamentan la situación de salud de Lemus, quien padece de varias enfermedades, una situación que le ha generado diversas ausencias a su trabajo.

Que se solidariza con la trabajadora y respeta las faltas, por ello se le disminuyó la carga laboral.

Agregan que "su caso ha sido tratado por médicos del ISSS y privados, y es la Dra. Lemus quien no colabora en seguir los procedimientos institucionales establecidos de manera que pueda completar los requerimientos y pueda exigir a la instancias respectivas la evaluación".

Agregan que no es al ISSS al que le corresponde aprobar una pensión por invalidez.

Que en la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones detalla que es una comisión evaluadora la que está a cargo de ese proceso.

"Uno no quiere dejar a sus pacientes, pero cuando ya no se puede, ya no se puede y hay que aceptarlo; o me dan tiempo de componerme o me dan la pensión", comentó la doctora.

Esta semana regresó a sus labores. Para movilizarse ocupa el bastón y se apoya en el resto del personal.