Paes reveló fallas en el Instituto El Salvador

Los responsables del centro no han registrado matrícula

Las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) investigan al Instituto El Salvador. El proceso arrancó el lunes, tras confirmar que el centro educativo privado, que funciona sobre la Avenida Juan Pablo Segundo, no ha registrado la matrícula escolar ante esa Cartera de Estado. Tampoco registró a los estudiantes que cursan el segundo año de bachillerato para que pudieran realizar la Prueba de Aprendizaje y Aptitudes (Paes), que se realizó ayer por la mañana.

La luz roja entorno al Instituto El Salvador se encendió a raíz de que algunos de los estudiantes afectados llegaron ese día hasta la sede central del Ministerio, en el Plan Maestro, a preguntar por qué no aparecían en los listados de alumnos programados para hacer la prueba.

La Directora Nacional de Educación, Lorena Duque, explicó que al revisar la base de datos ministerial se dieron cuenta que en el Sistema de Registro Académico Institucional (SIRAI) sólo hay información de un alumno que estudia en ese colegio.

El único que aparece registrado como matriculado es Josué Ayala, de segundo año de Bachillerato General.

El SIRAI fue creado en la administración educativa anterior y los directores de los centros públicos y privados están obligados a introducir en él (porque tienen acceso digital) toda la información de cada uno de los alumnos que matriculan año con año. Esto incluye el nombre, grado, notas de periodo escolar, certificados, títulos.

La cifra total de estudiantes afectados se desconocía ayer. Las autoridades de Educación tenían informe de siete alumnos, pero algunos afectados sostienen que son 150 los que están en el limbo. Varios de ellos se presentaron ayer al centro para cuestionar a los responsables.

Duque expresó que la familia de cada estudiante está llamada a registrar las irregularidades ante el Ministerio.

Tanto Duque, como Renzo Valencia, Gerente de Seguimiento de la Calidad, dijeron que los alumnos que no hicieron la prueba ayer pueden tener otra oportunidad en la extraordinaria que se aplicará el 8 de diciembre.

Sin embargo, esa opción podría concretarse sólo si las autoridades del centro educativo introducen en tiempo la información de los alumnos (incluyendo sus notas) y además los registren para la próxima prueba.

Valencia indicó que la investigación está en manos del departamento de Acreditación de Colegios Privados y no descarta que al centro se le puedan aplicar sanciones, incluyendo el cierre.

Según detalló, la situación se analizará de cara a los artículos 97, 98 y 100 de la Ley General de Educación porque se han vulnerado los derechos de los escolares.

De acuerdo con los datos brindados por los funcionarios de Educación el colegio está inscrito, pero la persona que está registrada como director no es la misma que está ejerciendo el cargo.

Los estudiantes conocen como director del Instituto a Santiago Bomer Magaña quien aparece en la boleta de pago, pero aseguran que no pasa mucho en la institución.

El alumno Franklin Obed Beltrán Vásquez, de 16 años, manifestó que fue hasta este lunes que en el colegio les informaron que no harían la Paes y como no les dieron una explicación convincente un grupo decidió ir al ministerio.

Beltrán Vásquez dijo que se habían presentado al colegio pero los docentes del instituto les pidieron que se retiraran de las instalaciones, tras lo cual se movilizaron al ministerio para denunciar porque consideran que la situación es injusta puesto que pagan por el servicio.

Según indica, allí cancelaron $50 de matrícula y $25 mensuales. Eso lo depositan en una cuenta.

"Estamos preocupados porque estamos perdiendo nuestro año y no hallamos que hacer. Además, hacer la Paes en diciembre nos complica a los que estamos por entrar a la universidad", manifestó el escolar.

Los estudiantes también se quejan de que el número de docentes que imparten clases se ha reducido.

Antes eran cinco y ahora solo dos.

"En los últimos días sólo hemos estado recibiendo inglés, de forma parcial, mecanografía y literatura", dijo.

Dos alumnas que estaban frente a la institución, Elizabeth Ortega, de 17 años, y su compañera Diana Yamileth Cixco, de 18, expresaron temor de que la situación se prolongue hasta 2012 ó 2013, puesto que si no tienen el título se retrasarían demasiado con sus planes educativos y laborales.

Elizabeth tenía ayer una entrevista de trabajo, donde el título es indispensable.

Aunque los responsables del colegio cerraron las puertas a varios medios de comunicación, Eduardo Barrios, un docente que fue abordado a la salida del centro educativo, insistió que hay casos de alumnos que no han pagado todas sus cuotas o no han presentado todos los documentos que demanda el centro para su registro.

Barrios, quien dijo ser profesor de Contabilidad, no supo precisar cómo el hecho de que los alumnos se retrasen en el pago tiene que ver conque no estén registrados ante el ministerio.

El docente precisó que el colegio funciona con una sociedad y el director es el Dr. Santiago Barrios quien dijo estaba fuera del centro porque está destacado en el Hospital de Sensuntepeque.

"Vamos a resolver este problema. Se les ha dicho que hay una segunda oportunidad el 8 de diciembre", añadió, tras señalar que las clases no se han suspendido y que los maestros que faltan es por que han sido amenazados a muerte.