resumen noticias

País gasta millones por atender alcoholismo

Solo en hospitalizaciones, se gastaron 5.1 millones de dólares en 2010

Lilian Martínez nacional@elsalvador.com Sábado, 10 de Septiembre de 2011

A nivel mundial el alcoholismo se asocia a 60 enfermedades. En El Salvador se relaciona a nueve que figuran como la causa de entre 180 y 200 muertes cada año. El consumo excesivo del alcohol también es el origen de entre 2,500 y 3,400 hospitalizaciones al año, según la unidad de Salud Mental del Minsal.

Todo ello le representa miles de dólares en consultas médicas y millones en gastos de hospitalización de pacientes con enfermedades provocadas por el consumo excesivo de alcohol.

Carlos Alberto Escalante, jefe de esta unidad, afirma que "el alcoholismo es un problema social y de salud pública" que no solo es atendido en los hospitales de tercer nivel, sino también en las unidades de salud.

El médico explica que cuando una persona alcohólica busca atención médica en una unidad de salud, se le brinda "orientación", si es que no está intoxicada. "Pero si llega con una intoxicación severa, se remite al hospital", añade.

En el sistema público de atención, solo el hospital San Juan de Dios, en Santa Ana, cuenta con una clínica de desintoxicación propiamente dicha. El hospital Psiquiátrico hace otro tanto, aunque con "menos recursos", reconoció Escalante.

La gran mayoría de personas alcohólicas que buscan rehabilitarse son atendidas por al menos 200 ONG privadas. De ellas, en palabras de Escalante, solo 15 cumplen con los parámetros de atención que el ministerio busca que apliquen todas. Una de las ONG que cumple con dichos parámetros es el Hogar Crea María Auxiliadora. Ahí, hace dos semanas, Rodolfo Pozo terminó el programa de "reeducación", el cual consiste en un abordaje biosicosocial y espiritual de la adicción.

Pozo considera que la búsqueda de ayuda "en pocas ocasiones es decisión propia", pues en la mayoría de casos es fruto de la presión familiar y, a veces, de una orden judicial.

El director médico de la Asociación de Hogares Crea, Manuel Morales, explica que la adicción genera la tolerancia.

Esta consiste en que cada vez se necesita más cantidad de la sustancia a la que se es adicto para obtener la misma satisfacción. Eso amplía la tolerancia a la droga y genera la dependencia.

Morales hace un reto: "Váyase a meter a un chupadero el fin de semana y pregúntele a la gente: '¿Usted es adicto al alcohol?'. Le van a decir: '¡Yo, no! Aquí vengo por estar con mis amigos. Cuando quiero dejo de chupar'. Mentira, todos los fines de semana chupan". ¿Qué pasa con el bolo social?, pregunta EDH. La respuesta de Morales es tajante: "Eso no existe".

El 70 % de los universitarios tiene familiares o amigos que se embriagan con frecuencia, según el Primer Estudio sobre Consumo de Drogas entre la población estudiantil de cinco universidades salvadoreñas realizado en 2010.

Camino a la tumba

Mientras en el mundo, el 4 % de las muertes son provocadas por el consumo excesivo de alcohol, en América Latina la cifra es de 5.4 %. Pero ¿qué enfermedades causa el alcohol? Según las estadísticas oficiales, desde trastornos mentales, hasta cirrosis, gastritis y hepatitis. El año pasado, la atención hospitalaria de 2,402 pacientes con enfermedades producidas por el alcohol le significó al Estado un gasto de 5.1 millones de dólares y las 11,284 consultas por esta causa representaron una erogación de 436 mil dólares.

Los salvadoreños mayores de 15 años, quienes representan el 66 % de la población, tiene un consumo per cápita de 5.6 litros de alcohol puro, según la OMS. El 2 % de ese alcohol proviene del vino, el 35 % de la cerveza y el 63 % de licores. Algunos creen que ello justifica implementar una política "contra" el alcoholismo. Pero en países como Francia, ejemplifica Escalante, lo que se tiene es un programa de "control" y "reglamentación".

Como parte de ese trabajo, la unidad de Salud Mental del Minsal está formando el recurso humano necesario: socioterapéutas que traten el alcoholismo no como una adicción sino como una enfermedad. Actualmente, se están organizando equipos en San Miguel, Usulután y Cojutepeque.

Pero la tarea de prevención no solo le corresponde a Salud, sino también al Ministerio de Educación.

Escalante considera que, desde las aulas, niños y jóvenes pueden ir siendo conscientes de que el alcohol es estimulante durante los primeros minutos de consumo, "después es depresivo".

Con 37 años de experiencia en el tratamiento de las adicciones, este médico se encarga de descartar otro mito: el del "ladrillo seco" capaz de beber y beber sin tambalearse. "La persona que tiene gran tolerancia al alcohol, no tiene una ventaja, sino un riesgo", advierte.