Extorsionistas no cambian su estilo de operar

Los delincuentes siguen usando las llamadas telefónicas como su principal forma de chantajear

Las llamadas telefónicas, los anónimos, y las visitas personales, siguen siendo las tres principales formas que los pandilleros usan para seguir extorsionando, según explicó Germán Arriaza, jefe fiscal de la región oriental del país.

El fiscal explicó que "siguen usando las misma formas de operar de hace años, la mayoría de los casos que recibimos son de víctimas que fueron llamadas y amenazadas por teléfono".

Esto lo confirma los empresarios de la zona oriental. Santiago Meléndez, de Usulután, indicó que "siempre pasan llamándole o enviando anónimos, siempre nos acosan de la misma forma", sostuvo.

Howard Gutiérrez, de la Cámara de Comercio migueleña, explicó que "los pandilleros siempre recurren a las llamadas para realizar las extorsiones, o las visitas directas. Son las mismas formas de operar, e incluso las órdenes siempre salen de los penales a pesar de que se supone que hay bloqueadores de telefonía".

Además de que las operaciones son las mismas, son varias estructuras las que les extorsionan al mismo tiempo a muchos empresarios de la zona, reiteró.

Por su parte el empresario usuluteco Eduardo Jovel, dijo que "hay muchos comerciantes que al escuchar que un marero le habla no tiene más que hacer que acceder por temor a lo que pueda sucederles a sus familiares, porque mientras unos son presos, el resto anda libre y siguen molestándoles".

En lo que va del año la Fiscalía aseguró que ha desarticulado a unas 60 estructuras, la mayoría de ellas dedicadas al delito de extorsión.

Las muertes

Otro de los temas que preocupan a los empresarios son los homicidios, ya que aseguran que siguen subiendo.

Lo peor, según los empresarios, es que las víctimas no son solo pandilleros, sino gente productiva de la zona.

Arriaza aseguró, en cuanto a los homicidios, que "lo que ocurre es que las pandillas han migrado sus operaciones a municipios cercanos de donde se ha declarado libre de violencia; pero siguen matando", sostuvo.

Lo anterior lo dijo en referencia al caso del doble homicidio de madre e hija en Jiquilisco ocurrido hace algunos meses, y que fue ejecutado por pandilleros radicados en Puerto El Triunfo, el único municipio que firmó el pacto de no violencia entre las pandillas MS y 18.

Gutiérrez dijo que "ahora ya se ve de nuevo la escalada de homicidios, por algunos días vimos que hubo reducción; pero ahora estamos volviendo a lo mismo y eso nos preocupa". Los empresarios solo esperan que esta situación no los ahogue y que las autoridades puedan controlarla.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.