Amigos de la Corte respaldan elección de magistrados 2009

Presentaron argumentos a la Sala de lo Contencioso para que declare improcedentes las demandas

Los abogados consideran que la Sala de lo Contencioso no es competente para resolver legalidad de elección. Foto EDH

Dos organizaciones de abogados se declararon ayer Amigos de la Corte Suprema de Justicia y presentaron una iniciativa para que la Sala de lo Contencioso Administrativo declare nulo los recursos que pretenden declarar ilegal la elección de magistrados de 2009 a 2018.

Actualmente el tribunal de lo Contencioso Administrativo estudia cuatro recursos, cuyos promotores solicitan declarar ilegal la elección de 10 magistrados, incluyendo cuatro de la Sala de lo Constitucional.

La Iniciativa Social para la Democracia (ISD) y el Instituto de Estudios Jurídicos de El Salvador (IEJES) invocaron en su escrito la figura Amicus Cuariae -Amigos de la Corte-, para brindar su respaldo a los magistrados electos por los diputados en 2009.

Amigos de la Corte es una figura procesal que posibilita la intervención de diferentes actores de la sociedad civil en casos en los que está comprometida "de manera relevante el interés público".

Más cuando, el interés de los demandantes es que la decisión que podría provenir de esa petición, "cuente con mayores conocimientos de los hechos y aspectos jurídicos del asunto", subrayan en el escrito los representantes de ISD e IEJES.

Las dos organizaciones puntualizaron su "total rechazo y desacuerdo a que la Sala de lo Contencioso Administrativo haya admitido dichas demandas".

La objeción es, según ISD y IEJES, es porque la Sala de lo Contencioso no tiene competencia por ser un procedimiento "estrictamente político y no administrativo".

Para los amigos de la Corte, la admisión de los cuatro recursos, no fortalecen el desarrollo democrático y la creación de un Estado Constitucional de derecho".

La Sala de lo Contencioso Administrativo declaró inaplicable, la orden que sus colegas de la Sala de lo Constitucional dio en cuanto a la elección de los magistrados de 2009, según recurso presentado por un ciudadano.

Los constitucionalistas sostienen que estos recursos surgen para obstaculizar dos demandas contra el presidente de la Corte, Salomón Padilla por su vinculación con el FMLN.