resumen noticias

"Me llevaron a otro hospital porque ya me estaba muriendo"

Jueves, 5 de Septiembre de 2013

Empezó a trabajar en agricultura a la edad de 14 años. Entonces el algodón requería de diferentes actividades. Tres años fue "banderillero" en un campamento de la entonces Hacienda Santa Clara conocido como El Anono "¡Y nos bañaba el avión!", recuerda.

Veintidós días después de regado el veneno, Rosales acompañaba una cuadrilla "de 60 mujeres y bichos" que recogían "la chapa", en sus palabras, "la flor del algodón". Según él, "siempre salían tres, cuatro mujeres envenenadas para el hospital de Santa Teresa en Zacatecoluca". A diferencia de los directivos y de otros socios de la cooperativa Santa Clara, él sí estaría de acuerdo con que se prohibiera el uso de agroquímicos. "Sería bueno pero, según lo que yo entiendo, en la Asamblea no dieron los votos", comenta.

A sus 70 años, es uno de los socios de la cooperativa Santa Clara que el promotor social Pastor Carbajal lleva todas las semanas a recibir diálisis al hospital Rosales. En mayo de 2012, el nefrólogo Ricardo Leiva le dijo que pronto iba a necesitar diálisis.

Él recuerda: "El 27 de diciembre me hicieron la primera en Emergencia. Me hicieron tres. De ahí me llevaron a otro hospital porque ya me estaba muriendo, llegué al grado de morirme".

Eso podía ocurrir, según él, porque debía esperar mucho tiempo para que le hicieran la siguiente diálisis. Cree que si tuviera que esperar más días por su diálisis semanal no aguantaría. Asegura que a él se la hacen cada ocho días, pero advierte: "A los cinco, seis días ya se siente en el cuerpo un malestar que no se puede imaginar".