Desconfianza de pobladores en Morazán

Una clica asentada en Meanguera y Jocoaitique es controlada desde el penal de Ciudad Barrios, según los propios mareros En Corinto, el relevo de todo el puesto policial no bastó. La gente aún es extorsionada

En Corinto, la Policía Nacional Civil ha tenido problemas para ganarse la confianza de la gente. Los agentes dicen que su empeño no es suficiente, necesitan más recursos humanos y materiales.

Hace aproximadamente cuatro meses, todo el personal del puesto policial de Corinto fue relevado debido a la desconfianza que la población tenía en ellos.

Los vecinos de ese municipio creían que los mismos policías solapaban actividades de pandilleros asentados en esa ciudad, cuyos habitantes, en algunas colonias, ya habían tomado la decisión de ayudarse entre sí a protegerse de la acción de las pandillas.

Antes de ese relevo, las pandillas habían matado a a un estudiante y a un comerciante. Al parecer, esto colmó la paciencia de los corinteños, quienes, con la ayuda del alcalde, pidieron que relevaran a todos los policías, un total de siete, según explicaron vecinos de esa ciudad.

A raíz de esto, dieciocho policías fueron asignados a la zona. Estos fueron reforzados con seis elementos de la Unidad Antipandillas. No obstante, el personal fue reducido a seis elementos operativos y a un subinspector pocas semanas después.

¿Por qué la desconfianza? Porque los miembros de pandillas pasaban frente al puesto policial, o se los encontraban durante los patrullajes, pero la policía no actuaba.

Las extorsiones fueron aumentando a tal punto que si algún vecino no pagaba la "colaboración" acordada, corría el riesgo de un atentado contra él o su familia.

Eso fue lo que ocurrió con un comerciante residente en el Barrio Alianza.

M. Umaña tuvo que huir de su casa luego de que un grupo de mareros le tiroteara la fachada de su vivienda, supuestamente, por no acceder al pago de extorsión.

Los policías actualmente destacados en Corinto no creen que los compañeros a quienes relevaron estuvieran en contubernio con pandilleros.

Más bien, explican, es la carencia de recursos la que no les permite acudir con rapidez a cubrir las emergencias que les reportan a diario.

A la falta de personal se suma la falta de un vehículo asignado a ese puesto policial. No tienen ninguno. A veces les prestan uno del puesto de Delicias de Concepción.

La confianza de los residentes en Corinto parece volver poco a poco, tras ver el trabajo que los nuevos policías se empeñan en hacer a pesar de la escasez de recursos.

No obstante, lo anterior no implica que la gente de Corinto haya dejado de ser extorsionado o que el problema vaya menguando.

Hace dos semanas, la Policía realizó un operativo en el que capturaron a una decena de miembros de la mara Salvatrucha. Por unos cuantos días, respiraron un poco de tranquilidad. Seis días después, varios de los capturados ya habían sido liberados.

Clica es controlada desde el penal de Ciudad Barrios, según mareros

En Meanguera sucede otro tanto. La población simplemente dice que la policía no hace nada a pesar de que los pandilleros se pasean tranquilamente por las calles del municipio.

Las extorsiones y los hurtos son los delitos que más cometen los pandilleros pertenecientes a la clica Herndon City Locos Salvatruchos (HCLS) una agrupación que, según fuentes policiales, es de fundación reciente y hace alusión a una comunidad de Estados Unidos, en el estado de Virginia, donde residen muchas personas oriundas de Meanguera.

La HCLS está tomando fuerza en droga, pero aún más en extorsiones. Lo mismo ocurre en Jocoaitique donde también se ha establecido una clica con el mismo nombre.

Para los pobladores de Meanguera, la desconfianza en la fuerza policial deriva de la aparente pasividad que demuestran los agentes al no hacer lo suficiente para controlar el territorio. Y porque, según miembros de la clica, la policía no les hace nada debido a que tienen relación con un cabecilla, preso en el penal de Ciudad Barrios, que domina varios territorios de San Salvador controlados por la MS y que, supuestamente, es uno de los artífices de la supuesta "tregua".

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.