"No hay un choque, sino la resistencia del poder político"

Florentín Meléndez recuerda cómo los han atacado y se ha intentado desatender las sentencias.

Especialista en Derechos Humanos, exfuncionario de ONU y expresidente de CIDH.

Hemos observado una especie de resistencia periódica y sistemática de distintas altas autoridades del país por cumplir los fallos de la Sala Constitucional.

No ha habido una cultura de acatamiento de las sentencias de los tribunales y eso es precisamente una de las fragilidades del Estado de Derecho en este país.

No solo es el imperio de la Constitución, no solo es el imperio de la legalidad para gobernantes y gobernados, sino también el acatamiento y el imperio de las sentencias de los jueces. ¿Cómo se le va a exigir a la población que acate las sentencias, que cumplan la Constitución y la ley, si los funcionarios que hemos sido nombrados por el pueblo no demostramos esa voluntad política de acatar el Estado de Derecho en el país?

Entonces, ha habido diferentes manifestaciones que no constituyen o no reflejan un enfrentamiento entre órganos. Lo que se ha producido en los últimos años no ha sido un enfrentamiento, ha sido la resistencia de cumplir sentencias incómodas al poder político en el país. Y eso se ha manifestado en distintos fallos.

El decreto 743 con toda la secuela y la reacción pública que hubo con todo esto al querer maniatar a uno de los principales tribunales de sentencia del país como lo es la Sala Constitucional.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.