resumen noticias

Nacen siamesas en hospital de Maternidad

Entre las dos bebés pesan 2,619 gramos. Aún se hacen estudios para definir si serán separadas

Miércoles, 26 de Junio de 2013

Un parto de unas siamesas unidas por la parte umbilical fue atendido el 18 de junio en el hospital nacional de Maternidad. Las bebés nacieron por medio de una cesárea de emergencia a las 10.00 de la mañana.

Las infantes se encuentran estables de salud, a la espera de las últimas evaluaciones para determinar si se les practica una cirugía y separarlas en el hospital Bloom.

De acuerdo con el jefe del Servicio de Perinatología del Maternidad, Antonio Ortiz, las niñas comparten una parte del hígado, a través del abdomen, y existe una fusión del borde anterior de ambos órganos.

"De todos los tipos de gemelos unidos, son estos (los) que tienen relativamente mejor pronóstico porque no comparten órganos vitales", comentó Ortiz.

Se trata del primer parto de una joven de 21 años originaria del norte del país. La cesárea duró dos horas aproximadamente, en la operación participaron tres perinatólogos, dos anestesiólogos, tres neonatólogos y cinco enfermeras.

Durante la intervención no se presentó ninguna complicación, la madre fue dada de alta tres días después del parto.

El alumbramiento por fecha de última regla fue a las 30 semanas de gestación, pero la evaluación médica determina que tienen 32 semanas.

El jefe de perinatología indicó que la paciente estaba en control en el hospital desde las 18 semanas de embarazo, llegó referida de un hospital general.

Para poder monitorearla, la joven estuvo ingresada desde las 27 semanas de gestación, en ese periodo presentó episodios de contracciones uterinas.

En dos ocasiones intentaron detener el parto, pero el 18 de este mes se tuvo que practicarle una cesárea de emergencia, la herida es vertical y no horizontal, a manera de tener un espacio más amplio para sacar a las infantes y no dañar a la madre.

"Las niñas nacieron en un estado un poco mejor de lo que esperábamos, se verificó lo que se sospechaba del diagnóstico prenatal que se había hecho; sí comparten el hígado a través del abdomen", comentó el especialista.

Este tipo de casos son conocidos como onfalópagos. De los gemelos unidos estos son los que tienen un mejor pronóstico porque no comparten órganos vitales.

La frecuencia de partos de siameses es baja, se estima que se presenta en uno de cada 100 mil partos, pero en Maternidad, por ser un centro de referencia, atienden aproximadamente uno por cada 15 mil alumbramientos, uno cada año y medio.

Este defecto congénito se produce por una división tardía de un embarazo gemelar.

Las recién nacidas cumplen hoy diez días de vida, ayer se encontraban en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología de Maternidad, no están con respiración asistida, solo tienen una cánula de oxígeno, informó Miguel Majano, jefe del Servicio de Neonatos de Maternidad.

De acuerdo con Majano, al nacer, las bebés presentaron un problema respiratorio y se les tuvo que proporcionar respiración asistida.

"Al nacer estaban un poco cansadas y se ventilaron tres días, se les quitó el ventilador para que no se fueran a complicar y después (se les colocó) un cpap nasal (soporte de oxigeno) y hoy (están) con una bigotera recibiendo oxígeno, para que no tengan ninguna alteración", añadió el neonatólogo.

Entre las dos, las siamesas pesan 2,619 gramos (5.12 libras), cada una más o menos tiene 1,309 gramos (2.14 libras), un peso adecuado según su edad gestacional. A las bebés se les suministró factor surfactante para madurar sus pulmones y antibióticos para evitar alguna infección.

Al momento se les proporciona alimentación parenteral, 12 centímetros (casi media onza) cada doce horas, pero en los próximos días se les dará fórmula materna exclusiva.

Evaluaciones

La joven fue sometida a una serie de evaluaciones en el embarazo para conocer la condición de las bebés.

Una de ellas, al parecer solo tiene un ventrículo, pero este diagnóstico no ha sido confirmado.

Lo que ambas tienen es un problema cardíaco, un agujero en el corazón que no es exclusivo de los siameses.

De acuerdo con el reporteclínico, cada infante tiene su propia vesícula; el sistema biliar, la circulación arterial hepática y venosa son independientes. Cada hígado tiene una circulación y tamaño normal.

La siamesa izquierda es la que presenta un mayor problema cardíaco, sin embargo, ambas están estables.

Hoy serán trasladadas al hospital Rosales para realizarles una resonancia magnética, un estudio de imagen detallado para determinar la circulación hepática y definir si serán operadas en el Bloom.

El jefe de perinatología expresó que no siempre la mejor opción es separarlas. Pero, en este caso, el pronóstico es mejor del que pensaban.

Roberto Sánchez Ochoa, director de Maternidad, reiteró que las niñas están estables y que están en contacto con el hospital Bloom para ofrecerles otro tratamiento.

"Hay una fusión del borde inferior del hígado y se encontró que además de eso hay una malformación congénita del corazón de una de ellas, al momento no ha dado síntomas de descompensación cardiacas", acotó Sánchez Ochoa.

En el Bloom ya existe experiencia en la separación de siameses, un caso exitoso fue el de los bebés Romero Castro, ellos nacieron en enero de 2008 en Santa Ana.

Los niños estaban unidos por el abdomen, compartían la parte media del hígado, pero tenían bien desarrollado el resto de los órganos.

El mismo equipo se prepara para poder realizar la intervención quirúrgica.

El último de los partos de gemelos unidos que atendieron en Maternidad fue el 22 de abril del año pasado, las gemelas venían unidas por el tórax y abdomen con un problema en el corazón.

Los bebés fallecieron a los pocos días de nacer a causa de una infección.

En enero de 2011, una adolescente dio a luz a otras gemelas unidas también por el tórax, y, según los estudios compartían parte del corazón y el hígado. También fallecieron.

Los casos más frecuentes son los toracópagos, comparten la cavidad torácica y en ocasiones el corazón; le siguen los unidos por el abdomen.