Niño que necesita trasplante está en Cuidados Intensivos

Waldemar tiene bronconeumonía, informaron

Se complica la salud de Waldemar

El pequeño ingresó a la Unidad de Cuidados Instensivo (UCI), del Hospital Benjamín Bloom, en donde se encuentra internado desde enero de este año. Familiares y Salud buscan operarlo en el exterior.

Ver en Media Center >

Waldemar, el niño que está ingresado en el Hospital Benjamín Bloom tras sufrir una lesión abdominal al manipular accidentalmente una pulidora eléctrica, volvió ayer al mediodía a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro asistencial.

El pequeño, que está ingresado desde enero, presentó síntomas que indicaban problemas en su sistema respiratorio. Eso, debido a una bacteria que habría adquirido en el centro asistencial, según informó una voluntaria que colabora en una campaña de recolección de fondos para que pueda ser llevado al extranjero y le practiquen un trasplante de intestino delgado.

"Está muy mal. Tiene bronconeumonía, va para la UCI. Creemos que es una bacteria que adquirió el niño (en el hospital), pero no estamos seguros. Estamos esperando al doctor para que confirme el diagnóstico", afirmó la joven.

Explicó que Waldemar presentaba fiebres de 40 grados, retención de líquidos, inflamación en su abdomen y bajo nivel de potasio.

El pequeño ha sufrido varias recaídas y en los últimos 15 días ha estado con fiebre, informaron. Mientras sus padres, familiares y amigos continúan buscando ayuda por sus propios medios para que el trasplante pueda ser realidad.

Ayer por la tarde a Waldemar le hicieron un examen de rayos equis y una ultrasonografía, explicó la voluntaria que acompañaba al pequeño.

La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, dijo durante su visita a la Asamblea Legislativa, ayer a las 2:00 de la tarde, que no sabía sobre la condición del pequeño.

"Desconozco. Se están siguiendo las gestiones para que este niño se vaya a un sitio en donde le puedan proporcionar la alternativa de trasplante, siempre y cuando los especialistas consideren técnicamente que es posible y no está atentando contra la vida del niño", dijo la funcionaria en alusión a lo que ese ministerio estaría haciendo.

"Sigue en pie la necesidad de enviarlo a un centro donde se le haga el trasplante, pero no quiere decir que obligadamente se le debe hacer el trasplante. El equipo de especialistas debe estudiar el caso a profundidad y definir si requiere el trasplante o no", manifestó.

A principios de mayo Rodríguez dijo que no consideraba necesario realizar un el procedimiento por el cual los padres vienen luchando, pero un mes más tarde declaró que sí era necesario.

Pero las declaraciones que brindó ayer la ministra, volvieron a sentar duda sobre la necesidad del trasplante. Algo que los padres del infante consideran que es urgente, debido a que cada vez sufre nuevos trastornos dentro del hospital y su salud tiende a deteriorarse más.

La ministra aseguró que al niño se le hacen exámenes permanentes. "El expediente contiene toda la información que los distintos centros han pedido, pero ellos mismos han sido muy claros en demostrar en qué condiciones podrían aceptarlo, además de los precios que son exorbitantes", dijo la funcionaria.