El Gobierno quiere rebautizar al foro con una Ley para que perdure en el tiempo

El Gobierno planea institucionalizar al CES a través de una Ley de la República.

El CES fue creado en 2009 a través de un Decreto Ejecutivo, pero esta vez, el Gobierno quiere institucionalizarlo a través de una Ley de la República, según declaró hace unos días el Secretario Técnico de la Presidencia.

La idea es que este foro de debate se mantenga independientemente del partido que llegue al poder.

Sin embargo, aunque la idea es excelente, las condiciones en las que actualmente trabaja el organismo deben ser consensuadas con detenimiento, según opinó Rigoberto Monge, quien estuvo como representante titular en el CES.

Para el economista, ver al CES como una institución creada por ley es un motivo suficiente para querer una real participación de todos los actores importantes del país y no para excluir.

A Monge le parece que la reestructuración que se anunció recientemente debió haber contado con la opinión de la empresa privada, aunque esta haya decidido salirse de la entidad por razones de lógica.

"Si piensan crear esta institución por ley, con mucha más razón debe ser una acuerdo entre todos", dijo.

Segovia no mencionó en esa oportunidad si ya hay una propuesta de Ley que presentar a la Asamblea ni cuándo la entregarían a los diputados.

Un año para organizarse

Crear una institución representativa es difícil, dice Monge, sobre todo porque conoce de primera mano el tiempo que se demoró la entidad solo para organizarse.

"Al inicio llegábamos a escuchar presentaciones. Todas las organizaciones querían hacer presentaciones y se les escuchó a todos", dijo.

Pero al cabo de varios meses, la entidad se estancó y no sabían por dónde comenzar.

"Había tanta gente que era imposible ponerse de acuerdo", recuerda por su parte Luis Cardenal, quien agregó que desde el inicio no hubo, siquiera una presentación formal de todos los representantes. "En el camino íbamos conociendo quién representaba a qué institución o gremial", declaró.

Las diferencias de opinión no permitieron que varias de esas reuniones llegaran a feliz término y en muchas ocasiones se evidenciaron las diferencias que habían entre unos y otros.

Para llegar a definir su propio reglamento, su metodología de trabajo y luego los temas que tenían que abordar, pasaron varios meses.

Los integrantes tuvieron que hacer, incluso, una encerrona en Apaneca, Ahuachapán, en marzo de 2011 para definir su funcionamiento y también los temas que tenían que abordar ese año.

De ahí salió el acuerdo para discutir la Ley de Asocios Público Privados y la Ley que dio vida a la Banca de Desarrollo.

El pacto fiscal, uno de los temas acordados para discutir en esa mesa, nunca rindió un dictamen favorable, pues aunque el tema se analizó en las primeras reuniones, quedó inconcluso cuando la empresa privada se retiró.

Para intentar aterrizar en algunos temas, los miembros del CES decidieron hacer varias mesas con temas específicos. En muchas de esas reuniones se invitaron a funcionarios del Gobierno para que explicaran la parte gubernamental, pero Cardenal dijo que incluso entre ellos era evidente la diferencia de opiniones. En ese momento muchos integrantes se preguntaron ¿qué hacemos acá?

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.