resumen noticias

Asignación para vacunas sin aumentar pese a ley

Para dos médicos, esta situación compromete las actividades de prevención de enfermedades

Viernes, 21 de Junio de 2013

La asignación presupuestaria que este año se le autorizó al Ministerio de Salud (Minsal) para la compra de vacunas no ha variado con relación a 2012 y 2011, pese a que en febrero del año pasado se aprobó una normativa que manda a otorgarle hasta $45 millones.

De acuerdo con datos proporcionados por la Oficina de Información y Respuesta de la institución, para este año el presupuesto votado fue de $14.4 millones, el mismo monto de los dos últimos años.

Aunque la inversión total en este rubro para final de 2011 ascendió a los $18.7 millones.

La Asociación de Infectología, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Minsal fueron parte de las instituciones que estuvieron demandando la aprobación de la Ley de Vacunas a fin de asegurar un fondo propio para este rubro y evitar un desabastecimiento como el ocurrido en 2009 por la falta de dinero.

La normativa manda a crear un fondo para la adquisición del producto, que no deberá ser menor al uno por ciento del Presupuesto General de la Nación.

Para el infectólogo particular y exmiembro del Comité Asesor de Prácticas de Inmunizaciones (CAPI), Jorge Panameño, no disponer de los recursos necesarios para la compra de los biológicos compromete las actividades preventivas.

"La vacunación ha mostrado históricamente, en este país y en mundo entero , que es junto con el desarrollo socioeconómico una medida esencial para erradicar enfermedades que al estar ausentes mejoran la calidad de vida del ser humano, aumentando las expectativas de vida y disminuyendo la mortalidad infantil", añadió el especialista.

Panameño agregó que la existencia de una Ley de Vacunas es fundamental para garantizar no solo los fondos para la adquisición de inmunizaciones, sino para implementar medidas que generen un aumento de las coberturas, como la necesidad de presentar carné de vacunación para poder matricularse en el sistema educativo tanto público como privado, en todos los niveles.

Para este año, la propuesta que el Minsal presentó ante el Ministerio de Hacienda para la compra de los biológicos, apelando a la ley, fue de $26 millones, es decir que el déficit actual es de $12 millones.

El plan de la entidad sanitaria era mantener el esquema actual de inmunizaciones e incluir la vacunación contra el virus del papiloma humano (uno de los principales causantes del cáncer de cérvix), pero los recursos no alcanzaron.

Hasta hace un mes, aproximadamente, se seguía careciendo del dinero para adquirirla. La inversión necesaria es de $2.7 millones. Las proyecciones eran inmunizar a 50 mil adolescentes y aplicar tres dosis por joven en el año.

La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, en reiteradas ocasiones ha pedido que se cumpla con la ley y ha dicho que el dinero otorgado es muy bajo.

"El presupuesto para el programa de vacunación está muy bajo y no permite (la) incorporación (de las dosis), pero es indispensable. Las mujeres debemos luchar por eso", dijo en octubre del año pasado.

Mientras que Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico, expresó que el tema del presupuesto para este rubro es algo que preocupa, "ya que es evidente el desabastecimiento en este rubro. Se han suspendido campañas, por ejemplo la vacunación del adulto mayor contra la influenza. Esto evidencia que no hay una apuesta política en el tema de prevención".

Para Brizuela, el hecho de que no se le haya proveído del dinero que requirió el Minsal es una evidencia de la falta de liquidez del Estado. "Además es lo que siempre hemos criticado: que se aprueben leyes y no se cumplan. Esto creemos que es por falta de planificación. La ley es clara que se tiene que utilizar un porcentaje en el tema de vacunas y no se hace", agregó Brizuela.

Una de las críticas del presidente del Colegio Médico es que en este tema no se ha visto de parte de las autoridades de salud la exigencia de los recursos como en otros temas.

"En nuestra época realmente es condenable que se enfermen niños o adultos por (patologías) que pueden ser prevenidas por vacunación", acotó Brizuela.

El Minsal también proyectaba la adquisición de la vacuna contra la tos ferina para embarazadas. Los recursos se han conseguido, pero están fuera del presupuesto.

Panameño opinó que con excepción de la vacuna antineumococo conjugada no se introdujeron nuevos biológicos al programa nacional.

"Recordemos que hay necesidad demostrada de protección contra el papiloma humano, causante de cáncer cervicouterino y cáncer de cuello y garganta, entre otros, así como la aplicación de la vacuna contra tétanos, difteria y tos ferina acelular ( TDPa) en embarazada", concluyó Panameño.