Quijano considera merecida remoción

Sánchez Cerén pidió a autoridades de Seguridad rendir cuentas sobre licencia a pandilleros, mientras Saca dijo que habría que revisar la ley.

Los candidatos a la presidencia opinaron sobre el episodio que provocó la destitución del director de centros penales, Nelson Rauda por la licencia a dos pandilleros. El más contundente fue Norman Quijano, de ARENA, quien la calificó la remoción como "muy merecida".

"Se la ganó como decimos en buen salvadoreño", dijo Quijano, al tiempo que se mostró a favor de respetar la ley penitenciaria .

También aprovechó para reafirmar que su compromiso, de que de ganar las elecciones, estará al lado de las víctimas de los delincuentes. "Yo voy a estar siempre del lado de las víctimas, uno; yo voy a estar siempre al lado del respeto de la ley", reiteró.

Sin embargo dijo que los reclusos tiene derechos humanos y que hay que posibilitarles mejores condiciones de vida, pero nada que vaya a ser algo anormal y fuera de la ley.

Por su parte el aspirante a la silla presidencial por el FMLN, Salvador Sánchez Cerén, dijo a media mañana, antes que se conociera la destitución de Rauda, que esperaba que las autoridades de seguridad pública dieran las explicaciones sobre del caso.

"Y por lo tanto, en su momento, las autoridades correspondientes van a responder a este hecho que se ha dado de que puedan salir estas personas", dijo el también vicepresidente de la república.

El candidato por Unidad, Antonio Saca, dijo por la tarde que había que revisar la ley, y que si establece que los reos no pueden salir de los penales a dar declaraciones a un canal, que el presidente y el nuevo ministro de Seguridad tomen las decisiones pertinentes.

Sin embargo calificó esas decisiones de importantes, que deben ir en línea precisamente de que se cumpla la ley. "Si la ley se ha roto eso es lo que corresponde", concluyó.