Fernando Argüello

El magistrado del TSE, Fernando Argüello Téllez, consideró un riesgo que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se encargue de la transmisión de datos. A su juicio, la reducción en el presupuesto para ese proceso obliga a que se busque la mejor oferta que pueda ser costeada por el TSE según los recursos con que cuenta.

¿Se ha contemplado la posibilidad de que el TSE se encargue totalmente de la transmisión de datos?

—Sí, es una de las opciones que podrían haber estado sobre la mesa. No es la que más me convence pero estoy dispuesto a escuchar en tanto esté seguro y con las garantías de que el proceso saldrá bien.

¿Por qué ve complicado que el TSE se encargue de ese proceso?

—Porque los tiempos son bastante apretados y considero que estar experimentando con procedimientos internos que no los hemos probado es bastante riesgoso. Esa certeza que da tener un resultado a tiempo, un resultado que está en línea y visto por toda la población en Internet es la garantía que necesitamos para que al día siguiente los salvadoreña sepan si hay segunda vuelta o si tenemos presidente, y con la total garantía que no habrá quejas por parte de los partidos políticos.

¿Si se contrata una empresa sin la misma calidad de Indra habría dudas?

—Ese es mi temor. No estoy diciendo que fuera así, pero existe el riesgo que haya voces disonantes que digan que algo raro pudo haber sucedido, eso es lo que se ha tratado de evitar en el caso de la contratación anterior (de Indra). Sería viable buscar una empresa de alto nivel que tenga buena experticia.

¿No hay presupuesto en el TSE para contratar una empresa como Indra?

—Lo que tenemos que hacer es sacar a licitación pública y poner los parámetros que nosotros consideramos que son los necesarios, y allí va haber competencia. La generación de competencia hará que varias empresas puedan ofertar y así buscar el precio más cómodo.

¿Está en aprietos la transmisión de resultados preliminares con esta situación?

—Efectivamente ha habido una reducción fuerte en lo que es el componente de transmisión de datos por parte de Hacienda. Sin embargo, nosotros como máxima autoridad en materia electoral tenemos la facultad de hacer los reajustes presupuestarios necesarios como para poder dejar un presupuesto que nos permita salir adelante con lo que es el proceso electoral. Eso estamos trabajando en estos momentos.

¿Qué es lo que harán en los próximos días?

—Tenemos que ver si se puede hacer una readecuación del Plagel (Plan General de Elecciones). Los temas en la mesa todavía, de cuáles serían las opciones para poder realizar una transmisión que nos garantice la transparencia y seguridad que necesitamos para una elección de tal magnitud como es la presidencial.

¿Cuál será su postura sobre ese tema en el organismo colegiado?

—Yo personalmente estoy abierto a escuchar las posiciones; sin embargo considero que la tercerización es una vía que nos resultó favorable, con muchas garantías, al contar con empresas que tengan la capacidad para poder llevar a cabo la transmisión. Contar con una empresa que nos pueda brindar ese servicio yo creo que sería lo mejor para este proceso.