resumen noticias

Opinión

¡Beatriz, no lo mates!

Por María Teresa Simán Siri Miércoles, 17 de Abril de 2013

Tienes 22 años y una vida por delante... ¿Quién te dio este don? ¿Quién te regaló el derecho a vivir? Un día al igual que tú hoy, tus padres fueron partícipes del poder creador de Dios y te concibieron... Y gracias a ello has podido celebrar 22 años.

La vida es un don, un gran regalo que no depende de ser rico o pobre. Es un don que uno no lo da ni lo quita. Uno lo agradece, lo recibe como el mayor de los regalos, lo administra y, cuando Dios lo quiera, moriremos agarrados a su mano.

Dicen los medios de comunicación que tienes lupus e insuficiencia renal y que estás esperando un bebé que posiblemente viene enfermo...

Ese bebé —imagínatelo— seguramente se parecerá a ti, tendrá tus gestos, el color de tus ojos... te recordará esto y aquello de tu mamá... Y ese bebé tiene el mismo derecho a vivir que tú. ¡No lo mates porque viene enfermo! ¡No lo mates porque es un embarazo de alto riesgo! Él o ella tiene el mismo derecho a vivir que tú.

Tus familiares y amigos te quieren. Lógicamente, estarán preocupados por tu vida. Tú defiende al que nadie como tú, como madre, puede defender y cuidar: tu propio hijo.

No te puedo decir si tu bebé vivirá horas, días, semanas o años. Lo que si te puedo decir es que no lo mates. Si viene mal, si nace enfermo, Dios te ha escogido como madre para que lo cuides, lo quieras, lo defiendas.

Conozco a una amiga a quien —igual que a ti el día de hoy— su médico y enfermeras le aconsejaron abortar... Ella también tenia lupus como tú y también estaba en alto riesgo... Buscó ayuda, recursos como la biomedicina y, contra todo pronóstico, su bebé nació sana. Y ella mejoró de su lupus.

La mejor opción que tienes es ayudar a tu bebé... Así que, Beatriz, venga como venga, por favor, ¡no lo mates!