resumen noticias

Campaña política en Venezuela salpica a El Salvador

Nicolás Maduro habla de un plan para matarlo, mientras Jaua, el canciller, dice que buscan desestabilizar al gobierno y acusó a Roberto d'Aubuisson de orquestarlo. El diputado restó seriedad a las acusaciones.

Domingo, 7 de Abril de 2013

A una semana de que se realicen las elecciones presidenciales en Venezuela, el oficialismo ha lanzado también sus dardos a El Salvador, al acusar "a la derecha salvadoreña" de buscar desestabilizar al gobierno de ese país y de enviar sicarios para asesinar al candidato Nicolás Maduro.

En las acusaciones mencionan a exfuncionarios de EE.UU. y al diputado de ARENA, Roberto d'Aubuisson, de quien dicen tener como prueba de su participación en el plan el audio de una conversación que organismos de inteligencia han interceptado.

Las denuncias llegan en momentos en que algunas encuestas revelan una caída de Maduro. Según una publicada por el diario español ABC, Capriles --quien ayer cerró su campaña con un multitudinario desfile que calificó la "concentración más grande" en la historia reciente de Caracas -- aventaja casi cinco puntos a Maduro. (Vea nota en la página 6).

D'Aubuisson restó crédito a lo dicho por Maduro, y lo acusó de tender una "cortina de humo" luego de registrar una caída en las preferencias electorales, según dijo en su cuenta oficial de twitter. (Lea más detalles en nota aparte).

Según Maduro, han entrado a Venezuela mercenarios de Centroamérica para incrementar los homicidios, sabotear el sistema eléctrico y asesinarlo. "Detrás de esto está Roger Noriega y la derecha salvadoreña que han mandado unos sicarios para asesinarme. Me quieren matar porque saben que no me pueden ganar. No me voy a dejar matar, pero no me van a alejar del pueblo y si algo llegara a pasarme, ustedes saben qué hay que hacer", aseguró.

Noriega ha sido embajador de EE.UU. ante la OEA, y Reich, exsecretario de Estado Adjunto de EE. UU. para Latinoamérica y exembajador en Venezuela. Este último dijo ayer que Maduro "no está diciendo la verdad" porque está tratando de "cambiar la agenda política de la campaña para que el pueblo de Venezuela no piense en la verdad".

Como prueba de ese complot, Maduro dijo que tiene la foto de una reunión entre una funcionaria de la embajada de EE.UU. con Wilson Castro, dirigente del partido Primero Justicia, en la que se planifica un apagón en Estado Bolívar.

Aunque antier dijo que no está acusando en esto a su opositor Henrique Capriles, anoche señaló a su jefe de comando de campaña, Armando Briquet, de ser el enlace con la derecha salvadoreña para ejecutar ese plan.

Mientras el canciller Elías Jaua afirmó a Telesur que "hay gente extranjera que está incidiendo en los asuntos políticos…Yo quiero mostrar además, para que no quede ninguna duda de quién estamos hablando: que el jefe de la operación completa es el señor Roberto d'Aubuisson, miembro de un partido de la derecha salvadoreña".

Agregó que han "filtrado... conversaciones de grupos de la derecha para incluir a mercenarios de Centroamérica en actividades de desestabilización en el país". Una de esas conversaciones interceptadas, aseguró, la sostiene d'Aubuisson, y otras las atribuyó a un excoronel David Koch Arena y a Guillermo Cáder Acuñe, de quienes dijo han venido reclutando soldados para "infiltrarlos" en ese país.

Sánchez Cerén no opina

Jaua dijo que pedirán colaboración al Gobierno de El Salvador para iniciar las investigaciones pertinentes.

El candidato presidencial del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, declinó comentar sobre el tema aunque condenó todo hecho de desestabilización contra procesos democráticos. "Yo no puedo sacar conclusiones apresuradas porque hay que tener información directa del Gobierno y van a ser las instituciones del Estado las que van a proceder. Yo no puedo irresponsablemente adelantarme a ningún calificativo", acotó.